en PTlife

El reciclaje de toda la vida

Mi abuela es ecologista, en extremo, pero ella no lo sabe.

Me di cuenta de un detalle más ayer. Salí al patio a tirar algo a la basura y ¡voilà! Ahí estaba el cubo de la basura y el cubo de «los guarros». Es decir por un lado la basura-basura, y por otro los restos orgánicos para los cerdos. Antes eran de Tío Julio, ahora de «la José», nuestra vecina.

reciclajeabuela

Normalmente, además, los dueños de los cerdos tienen a bien darnos una morcilla, o huevos o similar por el detalle de dar nuestras sobras.