en Despeñaperros abajo, Visto por ahí

Nada que ver con la cama «antienfermedades»

Si Google te avisa cada vez que «Rosa Jiménez» aparece en alguna noticia te llevas sorpresas como esta.

para poner remedio a esta situación, la empresa de base tecnológica (EBT) granadina BioVital ha patentado una cama que aísla de la contaminación electromagnética del entorno y mejora la calidad de vida. Al frente del proyecto están Rosa Jiménez y Gregorio Mora, que además son madre e hijo.

La idea surgió, cuenta Rosa, hace 20 años a raíz de informaciones que empezaban a surgir en Estados Unidos sobre cómo la carga electromagnética del ambiente afecta a la calidad del sueño. Esto, hoy más que nunca, es un problema, pues no son sólo las torres de alta tensión, los transformadores o los aparatos eléctricos en general los que cargan nuestro entorno de este tipo de ondas, sino que la mera estructura de nuestras viviendas -repletas de cableado, mallas y vigas metálicas- contribuye a concentrar esta carga a nuestro alrededor. Incluso un colchón de muelles o un somier metálico propician esta concentración. También el propio cuerpo se carga electromagnéticamente, con lo que, en las horas de descanso, nuestra maquinaria antioxidante no responde como debería. La cama BioVital, que en realidad es un completo conjunto de descanso, actúa como aislante y toma de tierra para descargarnos de este tipo de ondas.

Lógicamente, mi padre y yo no tenemos nada que ver con esta noticia de Granada Hoy. Además, no me lo creo.