en Despeñaperros abajo, Las chicas son guerreras, Periodistas

Reporterismo en la era 2.0: ¿por qué y para qué de los cacharros?

Quizá fue la mesa que dio una mayor dosis de periodismo en vena, también la puso las cosas en su sitio. Cuatro generaciones de periodistas: Enrique Meneses, Rosa María Calaf, Javier Bauluz y David Beriáin hablaron de cómo ejercen (o ejercieron) el reporterismo en el sentido más puro, pero con la tecnología como herramienta. Y pongo el «pero» porque por momentos parece que se denunció así.

Sobre todo por parte de David Beriaín. Considero el gran mérito de su trabajo, pero no creo que se trate de tecnología sí o no, sino de las ventajas que tiene para el ejercicio de la profesión. Al margen de que yo sea una de esas personas que, en sus palabras, «se masturba» con los cacharritos.
Trato de conocerlos para después aplicarlos a usos concretos. En parte, gracias a eso se popularizan y lo usa el resto de la gente. Lo que no tiene sentido es la tecnología por la tecnología, como fin, como gozo, como hecho periodístico. Si algo me llama la atención de sus palabras es la pasión con que se expresa, las ganas de motivar al auditorio y la honradez con que cuenta lo que sí y lo que no se puede hacer en un lugar tan difícil para ser periodista como Afganistán. Comprendo lo que quiere decir cuando denuncia el «periodismo de viajes» que ejercen los que se desplazan allí enviados por los grandes medios durante un corto espacio de tiempo. Sin embargo, considero que esas crónicas, tachadas en parte de costumbristas, son también necesarias para comprender el día a día de un lugar. Me interesa si huele o no a pan. No tiene sentido que por estar más tiempo en un lugar para obtener mejor información y una mejor construcción de qué sucede se pierda la perspectiva de qué diferencia ese lugar del nuestro o qué problemas sufren los habitantes para hacer cosas sencillas.

David Beriaín en Huelva from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Enrique Meneses relató cómo llegó a Sierra Maestra, qué equipo tenía y cómo sacó de Cuba el material para su publicación. Después, vinieron más anécdotas relacionadas con la profesión…

Enrique Meneses y su experiencia de corresponsal en el siglo XX from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Javier Bauluz y Rosa Calaf no sólo denunciaron los males del periodismo actual o el escaso sentido que tiene la tecnología como fin, sino quie mantuvieron su compromiso con una línea que les ha llevado a lo más alto en su profesión. Me alegra ver que ese «perro no come perro» no hace que se pierda el sentido crítico con los males de la profesión.

Rosa María Calaf denuncia males del periodismo from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Javier Bauluz pide un periodismo comprometido from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Estoy contigo en esto, Rosa. El camino desprejuiciado con respecto a las tecnologías es el buen camino.

    Alguien tuvo que descubrir la cámara de fotos, alguien tuvo que experimentar con ella hasta casi el frikismo para que otros pudieran hacer periodismo con ella. No seamos injustos con la gente que abre caminos que después nosotros andamos sin ellos. O ellos sin nosotros.

Webmenciones

  • 1001 Medios » Blog Archive » Los periodistas vuelven a la calle, el lugar de donde nunca debían haber salido 29/09/2009

    […] que hayan leído el artículo de Teresita 2.0 de ayer por la noche. No. No es que hayan escuchado a Beriain, Bauluz, Calaf o Meneses. No, más bien es que los periodistas estamos en crisis, como bien explica Juan Varela y Tinta […]