en Made in USA, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife, Un paseo por Manhattan

I gotta feeling (que es veinte veces mejor que una corazonada)

Mañana como con mi abuela María. Hace un montón que no nos vemos y vive al lado del periódico. No tiene perdón que frecuente su casa tan poquito. Dejé de ir con frecuencia cuando murió mi abuelo porque se me caía la casa encima al llegar a la salita de estar, girar la cabeza y no verle.

Peor fue para ella, obvio, pero me di cuenta después.

La cuestión es que siempre que salgo de viaje me gusta dedicar un rato a mi abuela y su casa, que es como si fuera mía, porque siempre que digo vamos a casa me refiero a la de ella.

Algunas de mis rarezas provienen de esa época, de comer bocadillos a mordisquitos, perderme Barrio Sésamo por esquivar perros abandonados o pedir a mi abuelo que me firmase la autorización para ir al Zoo, que fue mi primera excursión.

Mañana me hace lentejas. No es lo que más me gusta, pero ella las sabe hacer mejor que nadie. Para colmo, me guarda siempre un poco de «picantito» o una guindilla para que me sepa mejor.

Mi comida favorita son las carillas. Mi otro abuelo, Julián, las llamaba «muchachinos con chaleco». Cuando lo digo nadie sabe lo que son y me toca explicar que es una legumbre en forma de riñón, pequeña, muy fina, clara, poco harinosa, con una manchita negra en el centro.

carillas black eye peas

Cuando estuve en NYC descubrí que allí sí se conocen. Sobre todo entre los latinos. Lo denominan frijoles carita. En inglés se llaman «Black Eyed Peas» y están muy muy de moda. Mirad la que liaron con Oprah de testigo.

Yo tengo una feeling. ¡Al cuerno las corazonadas!

Deja una respuesta a Chiqui Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

13 Comentarios

  1. Aunque ahora ya soy abuelo, de joven también sentía por mi abuela materna lo mismo que tu. Son seres especialmente dotados del arte de maleducar a los nietos con gran desesperación de los padres. Pido a estos que no se enfaden. Seguramente también ellos tuvieron abuelos de los que guardan tiernos recuerdos. Muy bello y emocionante texto, Rosa. Estás que te sales cuando te pones a ello.

  2. Patch, casi, casi. Todos mis abuelos son de Hinojosa de San Vicente, en Toledo, cerquita de Talavera, pero también del Valle del Tiétar, entre Madrid y Ávila. Es un pequeño lugar casi de sierra con un microclima especial. Estamos en la falda del Piélago. El habla y muchas costumbres son parecidas a las de Extremadura.
    Además, a las carillas las echamos chorizo, morcilla y demás. Incluso, oreja. A mi, de peque, me encantaban con un puñado de arroz.

  3. Bueno, el chorizo y la morcilla se sobreentienden. A mí es que con las carillas me pasa igual que a Proust con las magdalenas, ¡qué de recuerdos!

    (Claro, si por Talavera paso siempre camino al pueblo!)

  4. Pues donde yo nací (Algeciras, Cádiz) se les llama «chicharitos». Y a mí también me gustan mucho!! :) (los de comer y los de escuchar).

  5. Soy de Málaga pero mi madre es de Cáceres así que de toda la vida les hemos llamado «muchachinos con chalequinos», hoy me dio por buscarlo en google, porque me dí cuenta que es lo mismo que «Black Eyed Peas» grupo que me gusta mucho, y entonces llegué a este blog =)

    Saludos!

Webmenciones

  • Rosa J.C. » Blog Archive » Cosas de escalera de barrio 17/06/2010

    […] Ya volví de comer con mi abuela. Todo rico, rico, con fundamento. […]