¡Deja un comentario!

Comentario

11 Comentarios

  1. Hum, leo de todo, pero justo trabajaba allí cuando cambiaron el diseño, amiguita :)

    (De hecho, últimamente lo que más leo es El País, y no es por hacerte la pelota)

  2. El hotel es peculiar. Está a la vuelta de a sala RazzMatazz de Barcelona, rodeado de obras y en zona post-industrial. Sin embargo, se supone que es rollo spa y demás, y está todo muy modernito. Ah, buen wifi y gratis.

  3. Allí? Pues escribir e intentar labrarme un futuro como periodista digital :) Un día quedamos a unas cañas y te cuento todos esos cotilleos sobre el trabajo en el lado oscuro que te bullen por la cabeza

  4. A la Sra. Rosa Jiménez cano(periodista, España)

    Hola Rosa y perdone usted y sus contertulios vuelva a insistir sobre lo mismo. Este es mi segundo mensaje «posteado» en su blog, pués, creo y considero sea de extrema urgencia hacerse eco de lo que ahora mismo está ocurriendo en las calles de La Habana. Para nada debe pasarse por alto, ni mucho menos quedar impune el bochornoso y vandálico acto de repudio (no sólo a base de insultos e improperios, sino con golpizas incluídas) el cual, sin ton ni son, turbas callejeras, monitoriadas por los cerebros fascistoides de la Seguridad del Estado cubana (tal vez, aunque torpe, una versión moderna y tropical de la Stasi ) propinaran a los pacíficos periodistas independientes Reinaldo Escobar y su esposa la bloguera Yoani Sánchez. Actos de semejante saña e indignante catadura deben ser conocidos, publicados y difundidos por toda la comunidad internacional. Callar o torcer la mirada ante semejante atropello, amén de hacerle un flaco favor a la integridad y al pleno derecho que cada quién tiene a manifestarse cívicamente es también un acto de lesa cobardía. Recordémos que los pueblos con sus defectos y virtudes, al tiempo de convivir con sus alegrías y buches amargos que tragar, no suelen ser desmemoriados a la hora de distinguir entre sus verdaderos amigos y quiénes «parapetados» tras la máscara de tal sentimiento y cofradía, no tuvieron escrúpulos a la hora de pararse por sobre sus yagas e ignorar el clamor de sus dolores. Por suerte y gracias al concurso de miles de voces que cada vez más, siguen uniendo acentos e inquietudes frente a semejante tropelía, la historia clama por un acto de sincera justicia: BASTA YA , vengan de dónde vengan, sean de izquierdas o de derechas y defiendan lo que defiendan, ABAJO LAS DICTADURAS , VIVA LA LIBERTAD PLENA DEL HOMBRE. Al parecer, por esta vez, Newton ha vuelto a servirnos su trampa universal y con ello, la historia ha roto con el piropeado axioma de ser esa gata que siempre cae de pié. Por esta vez se ha jodido la antilógica. Ah!, las trampas de Newton y estos cincuenta años de dictadura cubana. La contemplación de la impunidad. La interminable novela, o como diría el genial trovador Pedro Luis ferrer en uno de sus sones-guaracheros: Una roncha para los alérgicos, sangre fresca para los espíritus. Y es que habrían demasiados testigos a vendar, al tiempo, que la verdad va saliendo a flor de tierra, haciéndose cada vez más nítidad y perceptible, más verdad, en si, pese a traspasar las fronteras de un agónico crepúsculo. La luz está ahí, nada ni nadie puede agenciarse la facultad de que llegue a todas partes. Según se mire, esta virtud o maldición de la física resulta ser inevitable. La luz sigue y seguirá iluminado como el primer día. La sabia naturaleza siempre sabe lo que se tiene entremanos. Por eso, hoy Sra Rosa, el verdadero compromiso con la libertad, está en esas calles y con esa gente.

    Robert C. Díaz (Holloway Road, London)

  5. Robert, estoy plenamente de acuerdo contigo. Acabo de ver el vídeo y no salgo de mi asombro. ¡Qué tristeza! Lo que más temo es el «después». ¿Qué más puede pasar?
    Más represión y más inmovilismo político… :(

Webmenciones

  • Rosa J.C. » Blog Archive » Orange no se entera de que EL PAíS es .com 22/11/2009

    […] Que me pase en un hotel, vale… pero en la newsletter de Orange. […]