en Política, PTlife, redes sociales, Tecnología

Larga semana de congresos

Por fin en casa. ¡Y con papás!

Desde el viernes pasado esto ha sido un no parar pero ha resultado de lo más interesante.

EBE09

Creo que cada vez soy más de los poquito que ha hecho cuatro de cuatro ediciones de EBE. Lo pasé muy bien, como siempre. Me gusta porque es la manera de encontrarte con gente que aprecias, lees y sientes cercana pero que normalmente no puedes ver. La comida “de Barrera” en la Alameda es ya un clásico.

Los contenidos del programa oficial sí fueron algo más flojos, pero creo que casi nadie va por eso. Sólo me gustaron Paloma Llaneza y Yoriento. Si hay EBE10, creo que allí estaré.

FICOD 09

Asistí a la primera edición, que era a la vez que SIMO. La segunda me la perdí (estaba en Argentina). Salí muy sorprendida. No sólo por las charlas del auditorio, sino también por los debates. Muy interesante la parte dedicada al libro digital, un acierto.

No es normal que tanta gente comience a interesarse por estos temas, que haya colas fuera de las mesas redondas. Lo difícil era decidir a qué mesa o taller asistir. La organización y el wifi, impecables.

Los contenidos digitales van a más, y su evento también. La web permite que la conversación siga viva hasta el año que viene.

Personal Democracy Forum en Barcelona

Ahí fui un poco por mi cuenta. Salí algo decepcionada. Esperaba más del evento. La organización tirando a mala. Con esperas para acreditarse, wifi que no daba de sí, sin enchufes, sin un sólo sitio con mesa para poder trabajar. El momento apartheid de la prensa en esta fila tampoco me resultó agradable. Tuve la sensación de “todo para el pueblo pero sin el pueblo”.Algo de políticos qu hablan de la gente y su poder siempre que ellos tengan la sarten por el mango. Tampoco me agradó esa afición por vaticinar el fin de la prensa: ¿quién va a fiscalizar a los políticos? ¿Ciudadanos a los que ellos mismos desinforman o movilizan según sus intereses?

¡Deja un comentario!

Comentario

17 Comentarios

  1. Hola Raúl, Jejej, sí, al final me quedé. Menos mal. Gracias por todo. Los premios fueron el momento en que la sala se llenó “de verdad”. besos

  2. Álvaro, cierto, me perdí algunas. La mañana la seguí por streaming. También lo de Héctor y la petición de transparencia por parte de la organización. Quizá sea que me esperaba mucho más, pero no me agradaron demasiados detalles. Besos. ;)

  3. Sólo una cosa Rosa:
    Respecto al EBE seguro que cada vez hay más. Los que no pudimos ir no lo pudimos seguir bien por streaming (eso habria QUE MEJORARLO EL AÑO QUE VIENE, en FICOD por ejemplo funcionó y bien. Coincido contigo en valoración de FICOD. Lo que no he visto es mucho contenido interesante en PDFEU parecía mas un acto de Marketing que para generar comntenidos y de streming no hablamos. Es un negocio vacuo. No crees?

  4. Comparto tu opinión, lo mejor del EBE es poder desvirtualizar a la gente y estar con ella durante unos días.

    El primer año del EBE (2006) no estuve, pero el gran momento el gran momento del EBE08 y EBE09 (sala a tope) los Premios Bitacoras :)

  5. Rosa,
    Respecto al PdF, no coincido mucho contigo. Como voluntaria del evento (si, sin cobrar), puedo decirte que la prensa estaba a última fila porque allí se podían connectar al RAC de prensa. Pero, evidentemente se podían sentar donde quisieran. En relación a las mesas, el evento pasava no sólo en la Torre Agbar, sino también en el Silken Diagonal y, como te comenté, podías ir al hotel a trabajar como hicieron otros periodistas (todas las entrevistas con ponentes se hicieron en el hotel porque Torre Agbar no cuenta con salas anexas para hacerlo), y de hecho allí también se servía la comida para todos los asistentes. Por el wifi, estoy de acuerdo, tuvimos bastantes problemas con telefónica el viernes por la mañana, pero se solventó por la tarde. Y, quízá te perdiste el sábado, donde se presentaron proyectos e inciativas ciudadanas como meetup, farmsubsidy, mysociety,… No eran sólo políticos los que hablaban, al contrario.
    En fin, mi simple opinión respecto a tus comentarios tanto aquí, en tu blog, como también en la crónica de El País).

  6. JuanFrancisco, plenamente de acuerdo en lo del streaming.
    Gemma, agradezco mucho tu sinceridad y cercanía. Más aún siendo parte de la organización. He hecho una comparación con otros congresos y creo que hay mucho que mejorar en el PDF. Quizá yo tenía demasiadas esperanzas, pero mi sensación es que hubo muncho mensaje vacuo y mucha felicitación mutua pero escasos resultados.
    Seguí la mañana del sábado por streaming y también cómo se ignoró una petición acorde al foro y lo que se promovía como fue la de Héctor Palacios.
    Agradezco mucho tu ayuda, pero estarás de acuerdo conmigo en que no es la forma habitual. AL menos si se quiere trascender en esa prensa que tanto se acuchilló durante el evento.

  7. Hemos coincidido en cada EBE desde 06, aunque a tí por ejemplo cada vez te veo menos tiempo, hay otros muchos clásicos ;) pero como bien dices, la cita ya es inevitable y no precisamente por el programa. Es la única forma de ver a mucha gente a lo largo del año y volver a ver a otros muchos. Ficod no ha podido ser este año

    Nos vemos en el EBE10!

  8. Hola Rosa,

    no sé que problemas tendrías para acreditarte en PDF, pero no vi a nadie haciendo cola en la mesa de prensa. Apenas la hubo en la de asistentes siendo éstos muchos más que los acreditados de prensa… ¿Tal vez no ibas predispuesta a criticarlo todo ya desde el incio? Tampoco comparto tu crítica sobre los contenidos, ya que después de leer tu opinión creo que te perdiste bastante del evento.

  9. Pues mira, Susana, lamento decepcionarte pero no gasto mi tiempo y mi dinero para poner mal a nadie. Así que no, no pienses mal, no iba predispuesta a nada y tengo derecho a decepcionarme después de haberme ilusionado.

    Tuve de problema que no había acreditaciones, que venían del hotel al lugar… En fin, no me parece significativo. Sí me lo parece no tener un sólo lugar habilitado para transmitir por ejemplo radio, o escribir con una silla o una mesa. Creo que las críticas son constructivas y lo tendríais que considerar valioso. Pero vamos, que eso depende también de si os ha servido de algo el propio PDF, para congratularse mutuamente o para ser permeables a las críticas. ¿De qué sirve llenarse la boca hablando de web 2.0, de dar poder al cuidadano, etc, si después le hacemos creer que las cosas no son como dice que no tiene razón?

    Para nada.

    ¿Por qué no se contestaron las preguntas sobre transparencia del propio evento que hizo Héctor Palacios? ¿No sería mejor predicar con el ejemplo?

    Además, Susana, me permito añadir algo… Aquí escribo con mi nombre y apellidos, como en el periódico. Tú te has limitado a un escueto “Susana”. Creo que no es justo, al menos si quieres que tenga peso tu argumentación.

  10. Los halagos no son valiosos, cualquiera vale para hacerlos, las críticas tienen mucho más valor porque son las que nos ayudan a crecer. Y lo digo por experiencia.

    Comparto tu impresión sobre FICOD, Rosa, se ha convertido en una referencia para la internet en español y en un escaparate indispensable para nuestras empresas en este campo.

  11. Siempre he pensado que el mejor indicador del éxito de una organización es que no se hable de ella (ni a favor ni en contra)
    Y algo hemos debido de hacer mal para merecer el aluvión de felicitaciones explícitas que de forma generalizada nos llegan estos días por todos los canales y medios por los que asistentes, ponentes, colaboradores y observadores me rompen el argumento.

    Críticas bienvenidas, creo que nadie puede superar las que ya nos hemos hecho nosotros mismos. Pero esperamos y agradecemos todas aquellas que seguro nos ayudarán a aprender y crecer.

    De todas formas, las evaluaciones no se miden por positivas o negativas si no por su calidad, rigor y valor para ser integradas en un proceso de mejora. Hay críticas positivas que no sirven de nada y negativas que son una joya.

    En tu caso, si me permites criticar tu critica, creo que le falta rigor, objetividad, perspectiva y veracidad, y considerando a qué te dedicas, es doblemente descorazonador.

    Wagensberg que lo explican mejor que yo: Los que están “a favor” suelen estarlo con matices, los que están en contra sólo están en contra.

    Por cierto, Susana es Susana Berniola una de las profesionales que trabajó de forma excelente en el evento. Una tía normal, que considera que firmar (“sólo”) con su nombre es normal.

    En fin, que lamento tu desilusión, a veces las cosas no van cómo esperamos que lo hagan

    Un saludo

  12. Odilas, ¿dónde puse que Suana fuese, no sé, “subnormal”, “paranormal”, o cosa parecida que no sea “normal”? Sólo digo que deja patente su desconocimiento al no saber manejarse en este medio con un mínimo de conocimientos como para poder verificar que es quien dice ser.

    No comprendo la erudita cita que señalas; al menos no me siento aludida, porque por supuesto que mi crítica tiene matices. No es todo “destroyer”, pero si sois más felices con las felicitaciones, allá vosotros.

    Seguid con mal wifi, espacios restringidos y zonas sin habilitar. Y seguid esperando que os pasen la manita por el lomo mientras me permito el lujo de insistir en que por aquí todavía nadie que dice ser cercano o de la propia organización contesta las dudas de Héctor Palacios de las cuentas del Congreso. Así que sí, hablemos de rigor y objetividad, pero con las cartas sobre la mesa.

  13. Rosa,

    creo que estás siendo bastante agresiva e injusta con el PDF. Si no tengo mal entendido, las personas que están comentando en este hilo son voluntarios del evento, por lo que no creo que estén en posición de hablar del tema de las cuentas. Habría que dirigirse explicitamente a los organizadores y preguntárselo, no creo que el lanzar una pregunta en Twitter que no ha sido contestada (tal vez por que no ha sido ni escuchada-entendida, al ser realizada en castellano) se pueda considerar como una negativa a dar esos datos. Y el que se exija transparencia a las administraciones creo que no se puede equiparar a que una organización privada lo tenga que ser.

    No se, yo trataría de ser un poco más positivo, no creo que tenga ningún sentido enzarzarse en dar un mensaje global negativo y comentarios malencarados solo porque faltaba una mesa para poder escribir una crónica o una sala para realizar labores periodísticas que además estaban al margen del propio congreso.

    Y respecto al contenido, que al final es lo importante, pues hubo de todo; solo hubo un comentario relativo a periodistas y tu lo has considerado como el punto central del congreso, casi tomándotelo como algo personal (al menos ese es el mensaje que transmites con tu crónica, tanto en el blog como la que publicaste en el periódico).

    Abrazos

  14. Álvaro, te agradezco lo que dices. Ser voluntario no exime del desconocimiento. Aquí hay un todos a una. ¿Agresiva? Sí, vale, muchos opinando distinto.

    ¿No puedo pensar diferente?

    En lo sucesivo sí que me cuidaré de compartir información “al margen del evento” contigo, es obvio que sí, que tenía una carga extra de trabajo y como creí tener un cierto grado de confianza contigo, te conté que era lo que tenía que hacer y me agobiaba. No me parece propio como para ponerlo aquí porque fue una conversación corta entre ambos…

    No es cuestión de una silla y una mesa, sino de detalles y condiciones para desarrollar una labor.
    Mis escritos aquí son estrictamente personales, obvio. Lo que dices de la crónica del periódico no me parece justo. No lo es meterlo en el mismo saco, pero lo respeto. Es tu percepción.