en Así no, Internet

SOS: Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet

En cuestión de minutos este manifiesto volverá a tener sentido y, por desgracia, fecha caducidad. Se consuma esta ley.

Como las natillas, ¡repetimos!

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y

que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Creedme si os digo que lo más bonito de este manifiesto es cómo se fraguó en en Google Wave. ;)
No estamos solos, son muchos, muchísimos, los amigos, bloggers, periodistas y medios que lo están difundiendo.
Son más de 1600 los blogs que han publicado el Manifiesto. Hasta Boing Boing se hace eco.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Es que no lo entiendo. En algún momento te comenté que me gustaba de España la capacidad movilizadora de su masa crítica digital… ¿y entonces? ¿no era Internet un tema importante para que el gobierno legislara en positivo? ¿no hay blogueros asociados al partido de gobierno con capacidad de hacer lobby?
    Me lleva. Esta semana por pura presión de opinión pública y reclamos masivos, nuestro Gobierno tuvo que matizar y dosificar sus ánimos de controlar Internet, un asunto que, aunque viene, tendrá cada vez unas facturas más altas. ¿Pero ustedes? Con tanta reunión para verse las caras y quedadas y copas y gremios… es que no lo entiendo. Quizás no es tan grave como se ve desde aquí, pero es como si les hubiesen hecho un gol.

  2. Querida Rosa, no estoy de acuerdo. De verdad alguien se cree que se va a vulnerar la libertad de expresión de un blogger??… hacer negocio con contenidos que no son propios no es libertad de expresión. A vece me gustaría leer posts responsables de los gurús bloggers como tú, Rosa. Recordemos que los derechos de autor forman parte de los Derechos Humanos (Artículo 27. 2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.)…
    No lo acabo de entender, Rosa… ¿Puedes ponerme algún ejemplo de en que te va a perjudicar a ti esta ley? Piensas de verdad que no se debe legislar en internet?
    Un grandísimo abrazo, Rosa.

  3. Me irrita ver este texto tan desmesurado, ridículo y absurdo en blogs que me caen bien. ¿No os habéis parado a pensar? Es especialmente ridículo leerlo en el blog de un periodista ¿No estás viendo lo que le pasa a tu oficio?

    Pero ademas solo lo puede haber escrito un ignorante (o muchos) que no sepa como funciona el mundo: La administración puede cerrar un negocio, meter a alguien en la cárcel, echarle de su casa, o quitarle su dinero y sus bienes, la ley lo autoriza sin intervención judicial previa alguna.

    Especialmente irritante es el párrafo en el que los blogueros se apiadan de la industria electrónica y de las comunicaciones y dicen que esta ley les causara inseguridad jurídica. Pobrecillos, igual tienen que gastar un cero coma algo de los miles de millones de euros que ganan cada año a costa de esos blogueros, de los periódicos a los que están llevando a la quiebra, de los proveedores de contenidos a los que no pagan y de los creadores y artistas a los que están arruinando, en costear juicios y abogados. Hay que tener piedad con ellos, con las telecos y los fabricantes, que si, que son un sector en auge. Si lo son a costa de otros, que se jodan los otros.

    Lo único malo de la ley es que llega tarde y se queda corta. Aun tardaran meses en cerrar páginas como Yonquis, que se forran a costa del trabajo de otros, dudo de que puedan acabar con Rapidshare y los reyes de las descargas directas que, pobrecillos, tampoco saben que sus servicios se usan básicamente para el pirateo, y desde luego no defiende los derechos que están en peligro: los de los autores, escritores, productores, intérpretes, guionistas, etc. a disponer de su obra como quieran y a dejar que accedan a ella quienes ellos decidan y en las condiciones que fijen. ¿No es ese un derecho fundamental, recogido hasta en la declaración universal? ¿Por que no os preocupa? ¿Cuantos manifiestos habéis escrito sobre ello? ¿Ninguno? Igual es porque el tiempo que no dedicáis a piratear lo dedicáis a regalar el fruto de vuestro trabajo a las telecos que cobran por el.

    Aun no entiendo si esos manifiestos son producto de la idiotez, del cinismo, del sectarismo o del miedo miope a perder la bicoca del todo gratis.

    Internet no es diferente al resto del mundo: hay explotadores y explotados, piratas y victimas, gente con ética y gente sin ella. Igual la única diferencia es que estos últimos hacen manifiestos grandilocuentes defendiendo su derecho a seguir robando prostituyendo grandes palabras que deberian reservarse para usos mas importantes.

Webmenciones

  • Lo que hice el 2010-03-19 | Jesús Gordillo 22/03/2010

    […] Shared a link on Google Reader. SOS: Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet […]