en ciberactivismo, Con lengua, PTlife

Cerveza casera, una delicia. Más si es indiana

Me dijo Guillermo Cannon que en Chicago era la última moda. Los bares habían optado por ofrecer su propia cerveza a los clientes. Me decía que era notable la diferencia.

María, Natalia y David lo han terminado de confirmar. El fichaje de versus no era casualidad. Sólo faltaba un químico en el equipo para dar el toque personal a la cerveza artesana. Aunque, medio en broma, reclamaba una con sabor a Coronita, quedé sorprendida por el aroma de la primera versión de la cerveza indiana. Grano, aroma, textura… todo diferente.

La cerveza con pizza fue la mejor excusa para encontrarse con el mejor refugio en el centro de la ciudad.