en Libros, letras y sueños de papel, Media, Periodistas, Tecnología

y Google, ¿cómo lo haría? Un futuro con sabor a Google

¿Merece la pena la obra de Jeff Jarvis? Merece la pena, aunque sólo por fantasear e imaginar cómo haría Google otras cosas. Además, Jeff Jarvis sabe enganchar y provocar con cierta sutileza. Ayer en EL PAíS salió una reseña del mismo.

¿Dónde ha ido a parar todo el dinero que movían estos anuncios? Seguramente a las arcas de Google y sus búsquedas patrocinadas. La cuestión es que, desde entonces, los anuncios clasificados han cambiado para siempre.

Como periodista, Jarvis tampoco se olvida del futuro de los medios, aunque a su manera: «Soy optimista: en 2020 tendremos más periodismo, más información y más apertura. No lo tendremos si mantenemos la idea de que las noticias pueden o deben pertenecer a una organización o si nos definimos a nosotros mismos por un único medio».

Una de las claves del libro es el gusto, casi gozo, por airear y mostrar los errores. Por evidenciar que el camino aún está por asfaltar. Google, con filosofía beta, como se denomina en el mundo web a las versiones preliminares, ha creado un buen precedente. Si algo no funciona, no hace falta pedir disculpas; la etiqueta beta significa que se está en proceso de creación, pero también de mejora. Así es como el buscador creó su servicio de correo (GMail), los mapas, o las búsquedas en diferentes idiomas. Las correcciones y sugerencias de los usuarios sirven para mejorar el resultado final, y hasta se premia con invitaciones a servicio premium a los cazadores de errores. Las frecuentes caídas de Twitter en sus inicios o sus deficientes traducciones se justifican al ser hechas por un colectivo que no espera nada más que reconocimiento a cambio de su aportación.