¿Es un mito? No tanto. Un ordenador con una buena tarjeta gráfica y sobrado de RAM ayuda, mucho, en el trabajo. (Más si hacemos vídeos o tareas que necesiten interacción).

Pd.: Además… ¡este geek es tan tan mono!