en Made in USA, PTlife

El pequeño Portugal de Newark

Te pones a hablar con el camarero y… resulta que es de la raya seca. Castelo Branco, Almeida, Vilar Formoso, las discotecas de Fuentes, Ciudad Rodrigo… Mucho en común. Ambos con recuerdos del pasado con vino blanco y caldo verde. Bob Harlow es un perfecto anfitrión, curioso por naturaleza, sabe descubrir sitios diferentes allá donde le suelten.


Ir a Newark, la zona de influencia de Tony Soprano con Bob, Peter y David fue un excelente broche para un gran viaje. Solo les falta vender toallas y relojes de pie bañados en oro. Lo demás era como una inmersión portuguesa en medio de Estados Unidos. Con los pastelitos, el arroz, el bacalao, caras de complacencia que parecen tristes, café cortito y bien servido. Hasta entonces, para mi Newark era el barrio al otro lado del río, donde está el aeropuerto secundario para llegar a Nueva York.

Con Bob, Peter y David

Solo faltaba algún que otro detalle del BA 101. Y una estación de tren con los azulejos de nuestros vecinos.

¡Deja un comentario!

Comentario

Webmentions

  • Rosa J.C. » Blog Archive » Lisboa entre amigos

    […] Portugal, salvo algunos recuerdos infantiles y el paseo por Newark, es estrictamente taurino. Desde Vilafranca a las Azores, pasando por Campo […]