en Hotel dulce hotel, Por el corazón de Europa

Hotel Benther Berg

CeBIT es tan grande que supera la capacidad hotelera de Hanóver. El hotel en que me quedé estaba casi en medio del campo, no había un ruido. Solo algunas casitas alrededor, de las bajitas de Ronnenberg. El hotel Benther Berg es como una mansión con otra accesoria compuesta por bungalows.

Hotel Benther Berg, muy pacientes con el carácter español

La recepcionista se reía tanto con mi alemán chapurreado que se esforzaba por contestar en inglés pero fue verdaderamente amable buscándome un taxi para compartir gastos el primer día de la feria. Lo hizo con tanto acierto que llegué al recinto antes de que abriesen.

El desayuno era típico de los alemanes, también el mobiliario: todo serio, robusto, contundente y funcional.

Entre lo malo: internet. Tenían wifi, iba como un tiro, pero era casi un atraco a mano armada.

Lo mejor: tolerantes con los ruidos nocturnos y excursiones con mochila de los huéspedes españoles. ;)

Pd.: Creo que llevo ya como cuatro hoteles seguidos en los que no he encendido la tele.