en PTlife

La chispa de la vida

Nos conocimos cuando tenía 14 años, en un verano en Londres. Pregunté: ¿a qué hora se come? Mítica respuesta: Cuando quieras.

Así terminé desayunando Coca-Cola Light. Desde entonces ha pasado el tiempo y he convertido la bebida en mi refugio.

Hoy tomé café. Craso error. No debí hacerlo. Volví a tener picos de hiperactividad. No me podía quedar en la silla.

Nota mental: socializar no significa estrictamente tomarse el café, socializar no significa estrictamente tomarse el café… (Repetir como un mantra y evitar volver a caer en la trampa).