en PTlife

Partida de Trivial

El iPad lo carga el diablo. Fue la diversión en vacaciones de Navidad. Jugar al Trivial en grupo. Perdí, aunque me siento tan tan orgullosa de mi compañero de partida que creo que vamos a seguir juntos cada vez que saquemos el tablero virtual.

Me puse tan cabezota que cada vez que me aburro en un vuelo lo saco y repaso la lección. Se nos va un poco más de las manos y termino como en un Sálvame Deluxe. Demasiado tesón, me temo.