en PTlife, Tecnología

Tuve un Spectrum (ZX de 48k)

Vuelven los Commodore

Yo no tuve uno de esos, tampoco un IBM o un Amiga. A nosotros nos dejó Miguelón, el culpable de parte de mi frikismo, un Spectrum ZX de 48k, de los que la cinta no venía al lado del teclado y se tenía que incluir. En realidad, el cassette de los listenings de inglés lo usaba para cargar los juegos. En una caja de galletas guardaba la protoCPU, cables, reproductor de cassette, y cintas. Ahí empezó todo.

Compraba revistas para después teclear y teclear lo que venía. La recompensa eran unos dibujitos que solo duraban en pantalla hasta que hicieras otro o apagaras el ordenador. Descubrí las maravillas de los ocho píxeles: Wonder Boy, Head over heels, Perico Delgado y los grandes títulos de Erbe. En Burger King regalaban el Whopper Chase, ¡mítico! Por no hablar de Dinamic (cuyo cocreador es mi amiguito y no cité en la versión inicial de este post).

Ojalá volvieran, como los Commodore, mantiendo la estética, quizá con un emulador de lo que fueron, pero con el corazón (hardware) adaptado a los tiempos.

Pd.: Oficialmente, ya tengo un padre maquero. Podéis considerarle un profe maquero. :)