Más censura en la web cubana

Acabo de ver en la tele a los cubanos del equipo de baloncesto que se han quedado en Canarias.

Al mismo tiempo nos llegaba un SMS de la isla con una denuncia, bastante significativa:

«Le han aplicado a la plataforma blogger Voces Cubanas el mismo filtro de bloqueo-ralentización que desde hace más de un año le han puesto a Desde Cuba. Será que no han aprendido que nada es más atractivo que lo prohibido»

Como si internet allí no fuese ya bastante lento y difícil de conseguir…

Una falacia machista

En los años casposos de la posguerra, años de una represión sexual intensa -especialmente para las mujeres-, ir de putas era considerado un mal menor, que servía para aliviar la soledad de hombres mayores y para dotar a los jóvenes con los mínimos conocimientos indispensables. En las primeras décadas de la democracia, ningún hombre joven habría alardeado de frecuentar prostitutas, ya que se consideraba propio de carcamales reaccionarios. Y, sin embargo, en las primeras décadas del siglo XXI, los hombres jóvenes lo consideran casi obligado.

Lo más curioso de esta situación es que si las compañeras de clase o de trabajo de esos puteros tienen una conducta sexual libremente promiscua son tildadas por ellos de «putas», tal vez con la intención de que se mantengan vírgenes hasta el matrimonio. Una falacia machista, ¿no creen?

Imprescindible la reflexión Gemma Lienas en EL PAÍS.

Orange, ¿qué te he hecho yo?

Esta mañana me llamaron del número 630 309 185, se supone que eran de Orange, o eso me dijeron. No llamaron al tlf de Orange (mi adorado nuevo Hero), sino que lo hicieron a mi número de Movistar con el que tengo un no menos mimado iPhone.

Era una chica cuyo nombre no dijo pero sí sabía el mío, claro. Me preguntó que si estaba contenta con la compañía y le dije que sí. Me dijo que si me cambiaba a Orange, le dije que ya tenía un Orange y que con el iPhone no me podía ir en un año más pero no tenía intención de hacerlo.

Contestado esto le dije que de dónde había sacado mi número. Indicó que de un listado. Le expliqué que no era posible y que no quería que me volviesen a llamar para venderme nada. La chica, con gran profesionalidad, quiso hacerme ver que se trataba de una llamada informativa, pero no comercial. Le añadí que no entendía por qué me llamaba. Me preguntó si al darme de alta yo había puesto en una pestaña que no quería comunicaciones de este tipo. Le dije que sí. Después de mucho insistir me dijo que los números se los había dado Movistar. Ya no me aguanté: «Sí, hombre, sí, claro. Y van y te dan el número de sus clientes para que les invites a abandonarles».

¡Qué coño están haciendo las compañías con nuestros datos! Creo que sólo cinco personas tienen mi teléfono de Movistar y son las cinco personas que pueden llamarme a cualquier hora y en cualquier momento o lugar. Si no lo doy es por eso mismo así que, ¡no quiero llamadas comerciales/informativas/invitación a poner los cuernos a mi iPhone!

Entendereis que después del numerito del Android y ahora esto estoy calentita con Orange.

No quiero irme de la compañía, pero no me gusta el trato que me dan. ¿Qué pensais que debo hacer? ¿Le habrá dado Movistar mi número? (ejem, ejem, no son tan idiotas). ¿No se han dado cuenta antes de llamar de que ya tengo un tlf con ellos? ¿No deberían respetar más mi privacidad?

Pd.: He puesto deliberadamente el número de quien me llamó porque si ellos dan tan alegremente el mío, les correspondo.

No a ETA

Ya está bien. Ya no más veranos con sangre, con miedo, con turistas que nos toman por gente agresiva, que confunden España con un lugar peligroso.

Ya está bien de sobresaltos, de inquietud, de sangre y de lágrimas. Un trozo de tierra no vale esto. Una cultura tampoco. Si quieren defender a Euskadi esta no es la manera. Los vascos de bien son los primeros en saberlo. Su tierra no es un lugar que se dedique a sembrar muertos y pánico en sus vecinos.

No entiendo que todavía en el siglo XXI haya algo tan anacrónico como una casa cuartel, en la que atentaron ayer en Burgos. Pienso en los niños que viven en ella e imagino cómo deben sentirse.

Los halcones de ETA se envalentonan  frente a sus palomas. ETA agrede por miedo a contemplarse en el espejo.¡Basta ya!

Corresponsalía precaria

Hola, soy Lourdes Timoteo, y ya no soy corresponsal de EFE. El día 21 de mayo me llegó un burofax anunciándome que la empresa no “requeriría más mis servicios” porque no me había incorporado al nuevo proceso de regulación iniciado de forma unilateral por la Agencia EFE para quitarse de en medio a los corresponsales más veteranos y sustituirlos –a mí ya lo han hecho- por otros que trabajarán en situación total de precariedad –como yo he trabajado durante 14 años- pero encima carecerán de un sueldo digno. Compañeros míos que cobraban 1.500 euros mensuales han cobrado en el mes de abril, con IVA, menos de 350 euros.

Aviso a navegantes. Si los profesionales nos sometemos a este tipo de maniobras económicas dejaremos de ser profesionales y nos convertiremos en vendedores de churros, como alguien ya ha dicho”.

Ya no soy corresponsal de EFE‘, Periodistas en Español

Tomado del blog Mangas Verdes

Las nuevas normas de la diplomacia española

Somos noticia internacionalmente no sólo por salida de Kosovo y el malestar en USA, sino por el gran fallo de comunicación de la ministra Chacón.

Estoy de acuerdo con Carlos de Vega y su post en «Se Alquila Casa Blanca»:

1.Lo primero que hay que hacer cuando un país hace modificaciones en una campaña militar en la que participa con otros países es comunicar los cambios a la tropa. El gobierno español ha dejado claro que los militares españoles deben ser los primeros en saber que nos vamos de Kósovo porque ellos son los que, al fin y al cabo, están dejándose la piel sobre el terreno. Así que ya está claro. Por esa regla de cortesía obligada, a partir de ahora, será la tropa la primera en enterarse de que nos vamos a la guerra. Antes de que lo sepa la OTAN, EEUU, el Consejo de Ministros o la Unión Europea. Lo primero es lo primero.

2. Para mantener las buenas relaciones con los aliados no está mal hacer alguna llamadita de vez en cuando. Hillary Clinton es muy enrrollada así que siempre se pondrá al teléfono. Somos tan buenos amigos de los americanos que ¿a quién le puede extrañar que en medio de la charla Moratinos le tenga que preguntar si nos consideran un país serio? Preguntas normales e inocentes, de esas que se hacen todos los días entre amigos. Se admiten teorías sobre el gesto que ha debido hacer Clinton cuando ha colgado el teléfono.

Yoani no puede salir de Cuba, otra vez…

Mientras me comunicaban el “no”, rememoré las declaraciones hechas por Miguel Barnet hace un par de meses. El presidente de la  Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) afirmó que todos los cubanos pueden viajar, excepto aquellos que tienen deuda con la justicia. Me he pasado el día buscando una causa legal pendiente por algún lado, pero no hay manera que me acuerde. Hasta la olla arrocera que me dieron a créditos por el mercado racionado la pagué en su totalidad, aunque sólo funcionó dos meses antes de romperse definitivamente.

Vía | Generación Y

Nos gustan las zancadillas

Cuando teníamos que ser fiables e infalibles, se mete la pata hasta el corvejón. Ícaro vaticinó que 2009 sería el año del análisis de cifras en la red. Ha dado en la diana. (Ícaro, ya no puedes ser gurú, porque has acertado; los gurús siempre echan la culpa al empedrado y es lo que mola).

No hemos llegado a la mitad del año y hemos tenido con elmundo.es el primer milagro de los panes y los peces. ¿Alguien se lo cree?

A diferencia de Avinash, Adrián siempre está cuando se le necesita.

Dificultades culturales en Cuba

No lo tienen fácil los escritores cubanos… Así nos lo contaba Yoani hoy en ELPAÍS.com

Dificultades para la literatura «no oficial» en Cuba

Los ‘bloggers’ cubanos que apoyan al autor Orlando Luis Pardo Lazo están bajo vigilancia

El escritor Orlando Luis Pardo Bazo, autor de Boring Home, tenía la intención de presentar dicha obra durante la Feria del Libro que tiene lugar estos días en La Habana (Cuba). Ante el veto de las autoridades cubanas intentó hacer un acto no oficial con amigos, bloggers y simpatizantes para dar a conocer su obra al margen del programa. La convocatoria es esta tarde a las 15, hora local, en las afueras de la fortaleza de la Cabaña, el mismo lugar donde del 12 al 22 se celebra la Feria Internacional del Libro de la Habana. Sigue leyendo

Adiós a Radio Complutense

Este evento/causa en Tuenti me trajo esta historieta a la cabeza.

Desde hace un tiempo me ronbada la idea de pasarme por la radio de la facultad para tratar de recuperar un corte. Es una tontería pero me hacía ilusión. Nunca me sentí a gusto en la mole gris. Para mi era el sitio del «no». A todo me decían que no, y terminé aburridita.

Estuve los tres primeros meses de la carrera en el periódico, pero me fui porque no se editaba más que dos veces al año, era una competición por ver quién era el más listillo y para ahorrarse las listas de espera de las salas de informática. Así que era algo cómo un cibercafé para altivos columnistas en ciernes.

La radio sólo la frecuentaba para esperar amigos en los sillones, cual consultorio médico. Corrían rumores, además, de que Ventín la politizaba y te tenía que hacer de Altavoz para hablar en ella. No me lo terminé de creer pero tampoco di el paso para ponerme a hacer prácticas en ella.

En la carrera tuve dos amigas más o menos cercanas. Iria y Ana. De Iria siempre me admiró su acento gallego y el cariño por su abuela. De Ana, sería muy cruel destacar su voz, en realidad, lo que más me gustaba era su novio y cuando se dejaron, me lo quedé. Era algo así como comprar un coche con el rodaje hecho. Ella misma me pasó el teléfono, pero dejó de hablarme. Y ahora, pues eso, ni novio, ni amiga, pero sigo tan contenta. ;) Eso sí, nadie me quita mi máster Madrileño/Bárbateño Bárbateño/Madrileño.

Un día fuimos a la lectura de El Quijote en el Círculo de Bellas Artes. Yo había estado ya con el insti, cuando la profesora de literatura, más conocida como «La Cordobesa», nos contó lo mucho que quiso a Alfonso Guerra tras encontrárnoslo allí.

El cometido de mis compañeras era conseguir declaraciones para su programa de radio. Alguna que otra consiguieron.

Zapatero por entonces era líder de la oposición. Fue al acto para leer un fragmento como tantos otros. Cuando se iba trataron de sacarle declaraciones. Pero llevaba prisa. Antes de que bajase por las escaleras en curva, les arrebaté la grabadora y me fui tras el futuro presi (por aquel entonces no dábamos un duro por él, pero…)

Iba junto a Jesús Caldera y dos guardaespaldas. Igual fue porque le veo parecido a mi padre, pero, solté arrimando la grabadora: «Jesús, es para la radio de la facultad, soy estudiante». Será que le hizo gracia eso de ser estudiante o caló hondo la carita de pena. Le dió en la espalda a Zapatero, y me contestó por qué había ido al acto, qué significaba para él esa obra y me confirmó que lo había leído (muchos, hablan de boquilla, mejor someterle al test, ¿no?). Devolví la grabadora a mis compañeras tan feliz. Ellas también, volvían a la radio con un gran testimonio.

Me entero de que han cerrado la radio de la facul y me quedo triste. Ya no podré conseguir aquel testimonio. Cerraron con malas formas y cambiando la cerradura. Una pena.

Lo de menos es mi corte. La pena es la oportunidad de hacer radio por parte de los estudiantes. Aunque siempre podrán montarse un podcast.