Rompiendo la censura en China (y donde haga falta)

Isaac Mao es blogger desde hace mucho tiempo. Más de 400 bloggers en China se han sumado a su idea de “Digital Nomads” para tener su propio dominio y hosting. De momento ya tienen cuatro servidores y se comunican con sus usuarios por skype o formas aún más seguras. El proyecto es sin ánimo de lucro por lo que el precio no suele ser el problema.
Uno de sus puntos fuertes es que tienen capacidad rápidamente la IP de uno de sus clientes o soluciones aún más avanzadas para aparecer en las búsquedas según desde dónde se haga la petición.
Cuesta 20 dólares al año más el precio del dominio que lo paga cada cual. Curioso el guiño: “Es más barato que Movable Type”. ¿Todavía se usa MT?

Tor, una herramienta para el anonimato

Unos de los creadores de Tor, Roger Dingledine, explicó que es un software que se instala en el ordenador, entra en la conexión y toma de ahí algunas de ellas para evitar dejar huellas. Se puede saber que lo usamos, pero no a dónde se va o de donde. De manera dinámica cambia el camino de salida de datos. Tienen usuarios de todo tipo, desde disidentes, a gente normal que se preocupa por su privacidad a empresas que buscan navegar de manera más segura. También usuarios del propio Gobierno de USA. Se puede usar desde cualquier país y para visitar páginas de cualquier lugar del mundo. Las últimas mejoras están enfocadas en tener capacidad para saltarse aún condiciones de menor conexión y censura más férrea.

Se les ha acusado de hacer esta herramienta en contra de China. Su defensa es muy clara, lo hace sólo para que la gente se pueda comunicar en cualquier situación de manera libre, al margen de decisiones o modas políticas.

Es importante bajarse la versión correcta de Tor, porque en China el gobierno ha creado una versión “oficial”, que hace lo contrario y controla a los que se lo pusieron. Es decir, se han creado algo así como páginas falsas para que te bajes un programa que se parece pero es un fake.

La intención es intentar hacer una web mejor, y que su programa sea más usable, pero por el momento, apenas lo usan los usuarios avanzados. En palabras de Ethan: “esos locos que llevamos el pelo largo”.

Pd.: Se nos ha pedido que difundamos tor entre nuestros amigos y blogs, pero que por favor, no se mencione en los “mainstream media”. :(

Vivir con la censura

La primera charla de después de comer es la más geek, o al menos, la más técnica, en la que se enseña a trastear para tener conexión, saltar cortafuegos e impedir caer en las redes de la censura.
CJ Hinke de Freedom Against Censorship, contó cómo tratan de cortar las alas a muchas webs para que no puedan emitir. Los delitos digitales, como es tener un blog “inconveniente” en este país puede ser penados con hasta 20 años de prisión.
Helmi Noman, investigador en Oriente Medio y Norte de África, relató la situación de la zona en que trabaja. Por ejemplo, para tener un cibercafé en hay que tener el lugar organizado de modo que el dueño pueda ver en dónde navegan. La herramienta más usada para no ser encontrados son programas que sirven para navegar desde IP anónimas.
John Kennedy puso sobre la mesa cómo pasan las fronteras digitales en China. En la mayor parte de las veces se replican los posts en otros blogs a los que no están fácil entrar, se coleccionan y se mandan por email. Aunque los bloggers han conseguido colarse en sitios donde no se les “esperaba”, sí tuvo una visión positiva: “En China se quejan mucho de lo que no se puede hacer, pero hay muchas posibilidades, muy divertidas y creativas, para crear en la red”.
Rezwan, de Bangladesh -un país con alrededor de un millón de internautas-, destacó que mcuhos de los bloggers conocidos y castigados por sus opiniones son periodistas que se han refugiados en las bitácoras para gozar de la libertad que no tenían en sus medios. También ocurre con los dibujantes de viñetas. Se contabilizan casi 100.000 bloggers; la mayoría son bangla-blogs.
Andrew Heavens, testigo de mucha censura y víctima en los últimos años, más aún desde que está establecido en Sudán y anteriormente en Etiopía. Su situación parece haberte tocado la moral: “La censura no es no poder decir cosas, sino vivir amenazado, con miedo y sin poder hacer lo que deseas, es desmoralizarte hasta hacerte perder la ilusión”. Su formación de periodista le permite seguir luchando: “En cada país hablo con todo el mundo, pregunto, consulto, no me canso. Siempre creo que encontrarte una gargante profunda en cualquier esquina”. En Etiopía cada vez hay un menor número de blogs, sobre todo a partir de 2006.
De los comentados, el caso más sangrante fue el de Tariq Baiasi, de Siria, que fue condenado a tres años de cárcel, en principio eran seis, por comentarios vertidos en un blog y publicación de fotografías.

Medios ciudadanos y la libre conversación en la red

Sabíamos ya bastante del blogger egipcio Wael Abbas, pero no de la keniata Ory Okolloh. Se le ha notado tan nerviosa como honesta. Dice que intenta conseguir el mayor tráfico para que el mayor número posible de personas sepan lo que ocurre en su país. Quizá los blogs de allí no sean los más sofisticados, techies o avanzados, pero son más necesarios que en muchos lugares del mundo. Su trabajo de seguimiento de las elecciones, sobre todo en el aspecto de vigilancia del entorno es encomiable. El peligro que corre es evidente: “No me gusta ser conocida pero me da seguridad. Si me disparasen o me pasase algo, se sabría pronto y esa es mi protección. Si un día me dan un tiro, saldría rápido en Reuters. Creo que por eso no me han hecho nada”. También nos habló de cómo modera los comentarios, el trabajo que le da y las muchas amenazas que recibe en su blog. Curiosamente, muchos son de IPs de otros países. Ser mujer, blogger y valiente en África parece chungo chungo. Confiesa que los blogs allí todavía se conciben como “herramientas para sembrar el odio”.

En Singapur es casi siempre gratis conectarse a internet, pero la gente no lo sabe, quizá debido a su bagaje cultural. Digamos que es una rutina social y su psicología no está preparada para el “free speech”. Au Wai Pang relata que la situación es extraña porque lo que no no está permitido informar libremente hasta el punto de que se puede ir a la cárcel sin juicio y todos los medios están controlados por el estado. A pesar del crecimiento económico, está mal visto meterse en política, incluso en el trabajo se dice: “cuidado con lo que decís por ahí, podeis perjudicar nuestra compañía”.

Amine, de Digiactive, relató la situación en Marruecos. Hizo hincapié en que se abrió una investigación tras conocerse que muchos policías extorsionaban, se arrestaron varios agentes, pero también se buscó a los que habían grabado los casos de corrupción para que no lo repitiesen. A partir de estos vídeos del Rif, más gente tomó la idea para hacer lo mismo en Tan Tan y Casablanca. Matizó que Marruecos no es especialmente opresor, pero que aún no está preparado el Gobierno para internet. Literalmente: “Tienen cierta alergia a los contenidos y opiniones de la gente en internet, por eso bloquean muchos servicios”. Una de las actaciones más ilógicas fue la detención de 36 horas de un usuario de facebook, Fouad Mourtada, por crear un perfil falso del Rey de Marruecos.
Medhi ha venido de Irán en sustitución de un compañero al que no se ha concedido la visa para asistir. Comenta cómo no dejan que se lean medios como Huffington post o Juan Cole, que abogan por el diálogo con Irán, pero sí blogs de tinte neocon que promueven medidas militares contra el gobierno iraní.

Censura en la red: el estado de la cuestión

¿Censura en Japón?
Parece que sí, que existe, más por cobardía que por necesidad. Así lo cuenta Chris Salzberg. Internet está abierto en Japón, pero su legislación resulta realmente flexible a la hora de cortar las alas sobre qué se dice en internet. Los miedos aquí son con los asesinos como el de Akihabara, el bulling en la red, anime para adultos…

Los que rompen barreras en Egipto
: Alaa Abd El Fatah nos pone sobre muchas pistas de lo que ocurre en su país. Sobre todo en lo referente a censura y tortura.

En Pakistán la situación tampoco es como para tirar cohetes, nos lo cuenta nuestro sabio dentista: Awab Alvi. Uno de los puntos de su ponencia es el “YouTube fiasco”. Descubrieron que sus contenidos no eran apropiados y comenzó su periplo. De bloggers.pk a enseñar como usar RSS y saltarse la censura para usar blogger con redirecciones para evitar los firewall. El 3 de noviembre de 2007 fue día clave en la lucha contra Musharraf: bloqueó 60 canales de televisión, presionó para que no contase nada a la prensa de papel y se abrieron hasta 60 procesos judiciales contra ciudadanos. La red era el refugio. Los SMS sirven para movilizar a la gente, con Twitter lo intentan pero no funciona aún con los móviles de su país. Los mensajes a los móviles funcionaron de manera destacada con el asesinato de Benazir Bhutto. El sistema del SMS tiene muchas posibilidades pero necesitan también números internacionales y una mejora en los precios.

Mucho nivel en la presentación de Egipto y Pakistán. Me parece que voy a volver con muchos deberes para repasar en casa.

Global Voices Advocacy: Contra la corrupción

Vídeos en YouTube abren el fuego, hay más de dos horas, sobre policías corruptos que piden dinero por pasar en una carretera del Rif. Es fácil encontrar imágenes de torturas en comisarias de Egipto.
Se destacó el caso de Túnez y la falta de un sistema judicial que garantice los derechos humanos. En ningún caso los respectivos gobiernos reconocieron la situación. Se mostraron vídeos de ciudadanos muertos en manifestación. En el de Túnez se muestran cadáveres y balas, pero ni los medios de allí lo cubrieron y las fuerzas del Gobierno negaron haber utilizado la fuerza.

Como dice Sami Ben Gharbia: YouTube + Blogger: Danger 2.0 Aunque los regímenes bloqueen los servicios de subida de vídeo o de blogueo pero siempre quedarán los messengers, los Twitters y los feeds de RSS para seguir difundiendo. La gran fuerza de la red es que aunque se cierre el servicio de manera local, los contenidos siguen en al red y superan las fronteras.
A medida que los activistas comiencen a usar GoogleMaps de manera efectiva será todavía más interesante para geolocalizar los contenidos de cada una de las zonas calientes.