¿Eres un Transformer? Nos vemos en EL PAÍS Retina

Twitter Retina

Una de las lecciones aprendidas en Silicon Valley es la actitud. Creer que algo es posible es el primer paso para que suceda. No es filosofía barata de tapa de cereales, sino una actitud para encarar los procesos con ilusión, tomando las riendas y haciendo planes.

Javier es mi debilidad. Mi primo que pronto cumplirá 16 años nació mientras yo estaba en una novillada nocturna en Las Ventas. Le tengo un cariño especial. A veces pienso en qué será de mayor, porque pronto será mayor. Entonces me doy cuenta de que su empleo cambiará a lo largo de su vida y, seguramente, no tenga un nombre aún a lo que se dedique. Hace unos años no sabíamos lo que era un SEO -por poner el ejemplo más a mano-, hoy todos los periodistas tenemos que tener, al menos, ciertas nociones al respecto si no queremos que nuestro trabajo termine en el arroyo del olvido, en el rincón de las noticias que nunca se difundieron. Un lema con el que crecí en los 80 y 90 era “información es poder”. Ya no, la información está ahí para todos. El poder es saber cribar, escoger, interpretar y dar sentido. Esa es una transformación clara, una transformación que tengo la sensación de haber vivido de manera natural mientras aprendo el oficio de periodista. Me siento un anfibio.

En EL PAíS estamos inmersos en un cambio brutal, inmenso. Una aventura que contaremos dentro de unos años con las piernas cruzadas agitando una copa de balón. No somos los únicos, la tecnología hace que cada día el escenario en que nos manejamos sea distinto, con nuevos retos y cada vez más oportunidades.

No podemos frenar los cambios. Solo acelerarlos o mirar. Dejar pasar la ola o surfear. Si eres de los que quiere abrazar el proceso de transformación y cabalgar, tenemos una cita. Transformers, os esperamos 10 y 11 de mayo en EL PAÍS Retina. Me hace especial ilusión estar en la mesa de Disrupciones, como se llamaba mi lectura de cada jueves, la mítica columna firmada por Nick Bilton. La lista de ponentes es de las que rara vez se consiguen. Pocas veces vas a poder tener ante ti a Richard Stallman, padre del software libre, A Geoff McGrath, director de Innovación de McLaren, a Madhav Chinnappa, máximo responsable de Google News en Europa, a Adeyemi Ajao, un torbellino que se están comiendo Silicon Valley a dentelladas, dejando claro que lo de Tuenti no fue casualidad, a Christian Van der Henst, que está revolucionando la educación online con Platzi, o a Mark Little, todo un vicepresidente de Twitter.

Van a ser dos días de pensar, darle la vuelta a todo y volver a comenzar. De poner la cabeza como una batidora. Seguramente saldremos sin certezas, me temo que no las hay, pero con un buen puñado de intuiciones y reflexiones para liderar cambios. ¿Eres un Transformer? Todavía quedan algunas entradas.

Bola extra (me encantan los pinball): Si has aguantado la chapa hasta aquí y quieres ir a Retina, puedes conseguir una entrada (by the face) siguiendo estos pasos. Manda un correo a info@elpaisretina.com poniendo en el asunto “Rosa Jiménez Cano” o @petezin. Por arte de magia, a los 25 primeros, os llegará un código para registraros gratis. Si eres blogger, tuitero, adicto a Facebook, o snapchater irredento lo vas a pasar todavía mejor. Prometido.

ISOJ 2016: Quizá estamos muertos, pero no lo sabemos

Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital 2016: Flickr Oficial

Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital 2016: Flickr Oficial

Años deseando ir a Austin para volver con la cabeza del revés. Desde que conocí a Rosental en Huesca, cuya charla fue embrión para que Óscar Espiritusanto comprase antes de que terminase la sesión el dominio periodismociudadano.com, quise ir a ISOJ. En Budapest, durante el congreso de Global Voices, la sensación de que aquello era el meollo crecía.

Han sido cuatro días intensos, de periodismo, más periodismo, una ración de tecnología, y muchas pinceladas de realidad, de realismo, de volver al punto de partida porque todo lo anterior no vale.

Desde el taller a las charlas de pasillo o los paseos, sin olvidar los ratos con noodles, todo ha estado impregnado de periodismo, del nuevo, sí, aunque no se deben olvidar las bases y rudimentos del de siempre. Cambian los formatos, pero también atraen nuevas fórmulas de financiación y soportes. Si tengo que quedarme con algo, quizá, la enseñanza de Jarvis, por ir donde está la audiencia y captarla allí. Nuestra casa (entendido como site propio) pinta menos. Nuestra presencia más allá, nos hace grandes y relevantes. Esto también es aplicable a los periodistas, a ser marca de una casa, como el caso de Jorge Ramos con Univisión.

También fue importante el comentario de Borja Echevarría sobre Facebook, pagan a los medios por usar Live para emitir vídeos en directoPara profundizar en las tendencias y lecciones del congreso, nada mejor que el blog de María y Eduardo, amigos tras este viaje. También, la versión de Borja Bergareche, rompedor con su eslang y, sobre todo, la filosofía startup. El “muévete rápido, rompe cosas”, lema inicial de Facebook, cobra sentido en los medios más innovadores. Ya no se trata de hacer pruebas A/B, sino A/B/C/D/E…

Otro punto interesante fue el análisis de los “comentarios gancho” (click baiting). En lugar de caer en la condena fácil, se analizó y trató de medir el impacto de su uso. ¿Dónde está la frontera entre un anzuelo que produce decepción o propone un titular falso y la capacidad para atraer lectores con algo clásico, un buen titular? Difícil pero necesario equilibrio que quiere desmenuzar en lugar de caer en la fácil condena de las listas.

Tengo curiosidad por saber cómo evoluciona SembraMedia, la nueva aventura de Ismael Nafría, que pasará un año en Austin.

Vuelvo con una sensación agridulce. Contenta por haber representado a mi periódico el domingo en la sesión de medios hispanos, pero preocupada por la velocidad a la que todo muta, por las propuestas de los pequeños con ganas de comerse el mundo, por cómo el soporte móvil no tiene vuelta atrás. Llego a San Francisco con la obsesión por América Latina todavía más viva (atentos a lo que preparan tanto La Nación como TNgenerador de memes incluido-) y hablando en sueños: “Legacy, legacy”.

meme

También obsesionada por el florecer de Snapchat y su audiencia cautiva, por las posibilidades de la realidad virtual y el poder de los bots para interactuar contando historias y automatizando procesos de manera interna.

Un placer reencontrar a viejos amigos, antiguos jefes, maestros perdidos y tuiteros a los que se tiene la sensación de conocer de siempre, como Juan Andrés.

Pd.: No juntéis a Sole con Julio, tienen un meta-humor que solo se entiende entre hermanos.

La tv te llama

En 2006 The Economist hizo un especial sobre los cambios de la televisión y cómo sería su interacción, producción y fuentes de financiación en el futuro. Considero que 6 años no son exactamente el futuro, pero sí merece la pena releerlo y ver cómo “la televisión todavía no nos llama” pero sí se están haciendo realidad algunos de sus vaticios.

YouTube se prepara para dar televisión como si fueran canales de televisión, incluso de pago. También para emitir en directo. The Huffington Post también dará más peso al vídeo. Lo que falla es tanto la convergencia en diferentes formatos como el ancho de banda.

Y mientras, un grupo de locos nos ponemos a juguetear con Utopia TV, por entretenerse y aprender por el camino.

Pd.: En The Economist daban estas fuentes para su consulta. Quedan desfasadillas pero de contrastado interés.

Twitter saca la mordaza

Twitter no es de todos. Es una empresa, como tal, quiere ganar dinero. Han sido una herramienta en la primavera árabe, a los periodistas nos encanta y es divertido, pero no es una ONG.

Para seguir creciendo ha abierto la puerta a la censura. Algún día iba a pasar. China es un mercado muy goloso. La decepción es difícil de maquillar. Para colmo, lo han anunciado la misma semana en que se cerró Megaupload, se dejó en la cuneta la ley SOPA y España firma a favor de ACTA.

Un nuevo Ciberpaís

¿Desaparecida en combate? Casi. Esta semana ha sido de no parar.

En lo profesional ha merecido muchísimo la pena. Ciberpaís, la sección de Tecnología de EL PAíS, ha cambiado por dentro y por fuera. Ha sido divertido ponerlo en marcha, colocar todo bonito y ponerse a trastear. El editor invita a hacer noticias, una y otra vez. A subir vídeo, hacer director y buscar reportajes diferentes.

¿Os mola?

 

Arianna Huffington, clase magistral en la Escuela de EL PAíS

Ser alumno de la Escuela de Periodismo de EL PAíS tiene sus privilegios. Que te inviten, como parte de la casa, a asistir a una clase magistral, es una suerte. Máxime si la da una de las mujeres del momento, la creadora de un medio que se ha convertido en modelo a seguir, no solo en el mundo digital: Arianna Huffington. En la mesa estuvo arropada por José Luis Sáiz, consejero delegado de EL PAíS, Javier Moreno, nuestro director, y Belén Cebrián, directora de la Escuela de Periodismo.

La norma es que todo quede en clase. Como excepción pudimos tuitear y bloguear el encuentro. Lo primero fue en directo. Así que, ahí va lo segundo.

Desde nuestra óptica queda un poco extraño que Huffington sacara un libro diferente como respuesta a diferentes preguntas. Arrancó sonrisas.

Empezó aclarando dudas: “Nunca vi esto como una batalla entre periódicos y medios digitales, sino como una convergencia. Creo que el periodismo en Internet debe asumir los valores de rigor y comprobación de hechos que se asumen en los periódicos como este. Nosotros sabemos algo de enganchar a las audiencias”.

Continuar leyendo

¿Dónde están los suscriptores digitales?

El paywall, muro de pago, valla o como queramos llamarlo, del NYT es uno de los más laxos. Permite entrar y salir sin dejar dinero en caja sin demasiada dificultad. El reto, en todo caso, es hacer ver al lector que ‘lo necesita’, que debe pagar por una información mejor que la del resto. La cuestión es, ¿dónde están esos clientes dispuestos a pagar por mejorar su experiencia?

Al parecer, al menos por la publicidad, en el metro. En el subway, este verano, la invasión de carteles para conocer qué se esconde detrás de una suscripción digital (menos de 20 euros), era notable. ¿Es ese el lugar para captar suscriptores? ¿Seguimos queriendo leer los medios en el metro?

Mundo Twitter: el difícil equilibrio entre entretenimiento y doctrina

El eterno dilema: ¿Cómo escribir con cierto interés, enganchando al lector, enseñando y sin insultar al lego en la materia? Todo el mundo habla de Twitter pero, ¿cómo explicarlo de modo que el que lo usa a diario no se sienta ofendido y al que se compra el libro para aprenderlo no le den ganas de comprar un diccionario friki-español/español-friki?

José Luis Orihuela, reconocido experto y académico del 2.0, combina de manera magistral el plano lúdico con el académico en un libro para leer de una vez o a sorbitos. O si se quiere, releerlo, retomarlo de cuando en cuando, como un snack.

No voy a poner ninguno de los muchísimos tuits que recopila, ordena y tematiza. Chapeau por el trabajo de recolección y posterior puesta en escena. Solo diré que merecen la pena.

Mundo Twitter satisfará tanto a los entusiastas del sistema de microblogging como a los curiosos con ganas de comprender el fenómeno. Altamente recomendable.

Ps.: Me ha hecho gran ilusión encontrarme entre los 140 recomendados. ;) Gracias.

Eskup en iPhone e iPad

Como dice @huahe, comenzó con un “¿se podrá?” y ha demostrado que se puede.

Eskup ya está disponible en la AppStore. Funciona como un tiro con iPad. Con iPhone mola todavía más porque permite subir fotos y enviarlas a Twitter y Facebook. Es lo último que le faltaba a la herramienta periodística y social de EL PAíS.

¿Te lo has descargado ya? Yo sí, lo usé para contar el chiste de Andreu Buenafuente sobre el Real Madrid durante la presentación de la Nintendo 3DS.

Información práctica: ¿dónde está el límite?

Hace unos años la polémica estaba centrada en el Anarchist’s Cookbook, un libro que enseñaba cosas tan normales y comunes como la forma de hacer un cóctel molotov. Al entrar en Wired, mi Biblia techie, me ha sorprendido encontrar, dentro del wiki how-to, un lugar dónde se da información práctica para hacer cosas por una misma, un artículo que enseña cómo traficar con cocaína.

¿Tan necesitados andan de visitas? ¿Es información práctica? ¿Se está, de alguna manera, desquitando Luca Rastello, proveedor, otrora de drogas, hoy de información, al compartir este método? ¿Entra ese tipo de información dentro de los límites que permite la revista?

¿Cómo será EL PAÍS de mañana?

Esa es la pregunta de este domingo en EL PAÍS: ¿Cómo será EL PAÍS de mañana?

Seguramente, nos seguiremos informando en papel y con el ordenador, pero no solo los móviles marcan la pauta. El mercado de las tabletas florece. Los lectores lo apoyan. Más de 80.000 descargas de la aplicación de EL PAÍS para iPad avalan esta tesis. Apple tiene un 95% de cuota.

Todo esto, dicho así, en frío, suena extraño. Si lo cuenta Nacho Vigalondo la cosa mejora.

Lo que sí se confirma es que la sociedad quiere estar informada. Así lo explica Javier Moreno: “Tecnología, periodismo y valores”.