Faltando un pedazo

A flor de piel, Melodías y sonidos para una vida desafinada Uno se animó a comentar »

Le damos a tus pies camino

A flor de piel, Melodías y sonidos para una vida desafinada Nadie abrió la boca »

129 despedidas

Así no, Media, Melodías y sonidos para una vida desafinada Uno se animó a comentar »

Os vamos a echar mucho de menos. Nada será lo mismo sin vosotros.

Ojalá que te vaya bonito.

¡Qué alegres viven los perros en casa del explotador!

A flor de piel, Así no, Con la música a otra parte, Melodías y sonidos para una vida desafinada Uno se animó a comentar »

Usted no lo va a creer pero hay escuelas de perros
y les dan educación pa’ que no muerdan los diarios
pero el patrón hace años, muchos años
que está mordiendo al obrero

Javier Álvarez, Las Casas de Cartón

Por tu tristeza

Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Uno se animó a comentar »

Todo brillaba bajo el Sol…

No quise ser tu dueño, solo vigilar tus sueños.

Una de plagios, mezclas y melodías

América Latina existe, Con la música a otra parte, Melodías y sonidos para una vida desafinada Ya van 4 comentarios »

¿Qué fue antes Sabina o Arjona? A mis ojos, Sabina. La interpretación es muy diferente. No así algunos temas, enfoques y formas de contar.

Joaquín Sabina

“Luego, de vuelta a casa enciendo un cigarrillo
ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama” CALLE MELANCOLÍA – 1984

Arjona

“Me tomo un café con tu ausencia
y le enciendo un cigarro a la nostalgia
le doy un beso en el cuello
a tu espacio vacío” Realmente no estoy tan solo – 1994

Otro ejemplo:

Joaquín Sabina

“Vivo en el número siete, calle Melancolía” CALLE MELANCOLÍA – 1984

Arjona

“Vivo en la calle Amores, piso 6 numero 28″ Aún te amo – 1994

Me encantan estas similitudes y debates en músicas de un lado y otro del charco.

Lisboa entre amigos

A flor de piel, de viaje, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Ya van 19 comentarios »

Primero fue Roma, antes estuvieron Berlín y Morón pero me lo perdí. Después llegaron Polientes y Lanzarote. Lisboa ha sido la cuarta edición de la Nochevieja entre amigos. Echamos mucho de menos a Manu, como le vamos a echar en falta durante todo el año a Abel.

Mi Portugal, salvo algunos recuerdos infantiles y el paseo por Newark, es estrictamente taurino. Desde Vilafranca a las Azores, pasando por Campo Pequenho.

Lisboa merece volver, una y otra vez. Por su vida interior, personalidad y medida decadencia. La compañía hace todavía mejor la vivencia.

Portugal sigue teniendo detalles, como estas señoras en la estación de Cais do Sodré que te imantan.

Burning inside

A flor de piel, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Nadie abrió la boca »

Yo llevaba caramelos el 2 de febrero

A flor de piel, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Ya van 2 comentarios »

El día de mi 31 cumpleaños me quité el complejo.

Gracias, amigos. Llegar a los 31 y celebrarlo con vosotros ha sido genial.

Talento entre estrellas

Made in USA, Melodías y sonidos para una vida desafinada, Videojuegos Nadie abrió la boca »

El viaje a E3 ha sido uno de los más divertidos e intensos a EEUU vivido hasta ahora. No solo por el tema y la feria, sino también por la ciudad y la compañía.

No puedo decir que Los Ángeles sea mi ciudad favorita. De hecho, San Francisco me gusta 20 veces más, pero creo que el aire decadente de LA tiene su encanto.

En el Paseo de la Fama, donde están las estrellas de las estrellas nos encontramos con este artista que se apaña con cualquier cosa para regalar un solo de batería.

Siempre quise ir a Ele-A

Made in USA, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Ya van 4 comentarios »

Como Loquillo, como Gasol, como tanta gente. Mañana salgo rumbo a L.A., a Los Ángeles, para vivir otro mundo, otra dimensión, otro tiempo…

Para cubrir en Tecnología la gran feria del videojuego E3.

Me estreno. Deseadme suerte.

La bala blanca se tiñe de luto. Adiós desesperado a Ángel López Camacho

Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Ya van 9 comentarios »

“No os olvidéis de él. Recordadle siempre”

Sonaba a petición desesperada en boca de un padre con el alma rota, pero no hacía falta. Puede quedar tranquilo. Los que conocimos a Ángel le vamos a tener con nosotros.

Hubo un verano, no sé si fue el de 2003, 2004, o 2005 que no nos separamos. Teníamos camiseta oficial del World Tour, como si fuese una gira mundial. Pasé a ser “mi amigo con tetas”, la chica cocodrilo de estos peculiares Hombres G. Cantábamos nuestro himno como si no hubiese un mañana. Carreteras, toros, y amaneceres.

Antes, tuvimos momentos entrañables, noches por ‘la bala blanca’, su Saxo heredado que tanto juego nos dio. Ángel siempre tuvo una facultad: Ver fácil lo difícil. Arreglaba todo en un instante, con dos palabras o el tiempo que hiciese falta. No había peñasco lo suficientemente alto como para no alcanzarlo. Por eso nos ha helado el corazón tu partida. Porque tu entereza no ha servido. Porque tus embestidas de toro bravo se daban contra el peto mientras la enfermedad se convirtió en puya sin cruceta, barrenando sin freno, contrarreloj.

Ser abonado no es especial, es simplemente una condición más, como tener el pelo castaño. Ser más alto o bajo. Entre las peculiaridades y características del aficionado venteño está el convertir al vecino de localidad en familia. Un mes entero compartiendo sopor en la piedra tiene produce este colateral. (Los males son muchos otros). Nos interesamos por la familia, nos vemos fugazmente en Otoño y nos llamamos por Navidad. No vamos a saber explicar lo tuyo en Mayo, porque nunca nos lo terminaremos de explicar.

Cuando hay conexión, el contacto se mantiene siempre. Tú lo fomentabas, Ángel. Regabas la amistad con el mejor caldo, sabías crear la ocasión para frecuentarnos.

Por más que pase el tiempo, la andanada no va a ser la misma sin tus comentarios, con tu pelo, siempre en su sitio, el maletín a rastras, pensando en un despacho que empezaba a florecer (muy a pesar de los retrasos de Iberia en el aeropuerto de Asturias ¡qué frito te tenían!).

A ver quién tiene ahora tus ocurrencias: agudas, certeras y, en eso sí me has dado lecciones, inocentes, sin herir nunca. Sabías rozar la fina línea que linda con la ironía sin soltar el arañazo. ¿Para qué sacar punta? Eras torero de arte: gusto y saber estar.

Siempre al quite, apasionado de sus amigos. Contando cómo hacía pareja atacante con Nacho en la Universidad. Cantando (es un decir, que lo tuyo era más de sentimiento que de acertar colocando la voz en el pentagrama) en la boda de Nacho con ese primo mexicano con el que nos dejaste el toque para el recuerdo de una boda que nos marcó. Sacando a Rober del coche con el whisky como reclamo o recordándome que “bah… son microondas Moulinex, calientan pero no cocinan”.

Un capote, la camiseta de ‘su Madrid’ y una corbatita, minúscula, casi ‘brit’, como el corbatín de los toreros, con la bandera de España. Esos detalles irán siempre contigo. No era una cuestión política, sino de convicciones. Tú eres muy de aquí, muy nuestro. Muy de tus tres ‘S': Sevilla, Salamanca y San Sebastián. Que no faltaran para darse una alegría al año.

Angelito, cuánto nos ha quedado por vivir. Ningún cuarto tercio será igual sin contar contigo. Nîmes, Alicante, Valencia… Tantas plazas te van a estar esperando.

Marta, Lucía, Nacho, Faus, los amigos de Vejer, Paloma, Iván, Joseto (el de Pocholo), Alberto, Vero, Laurichi y todos los que te quisimos te vamos a recordar siempre con una sonrisilla pícara, de medio lado, la que siempre nos dabas como saludo, junto con tu perfecto ademán con la cabeza.


Nadie me dijo que tu asistencia al cumple de nuestra taquillera favorita fue tu último regalo. No me acostumbro a perder un amigo. Uno de los míos.

Recuerdo de un concierto en el Calderón.

Actualización: El funeral por Ángel será el viernes 11 de febrero a las 20:30h en la calle Goya, 26.

Hoy ten miedo de mí

Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Ya van 3 comentarios »

Podéis echaros a temblar. Por mí podéis estar tranquilos. Hoy, la que tiene peligro es mi madre… Bueno, en general, mi familia materna tiene un especial gusto por este día. Unos lo aman, otros lo padecen. Depende del papel que toque. Pasivo o activo. No tiene más secretos… El gusto por las bromas vino con mi abuelo Carmelo, pero ha dejado poso en mi madre. Aunque sea broma, se lo toma en serio.

Si eres parte de mi familia el 28 de diciembre puedes echarte a temblar. Pueden cambiarte el despertador, meterte un chorizo en la cama, hacer que te llaman del banco, o cosas peores… Cambiar la sal y el azúcar. Poner pasta de dientes, mantequilla o vaselina en las llaves de la luz. O, esta es de las que no se olvidan, consiste en coser las mangas del abrigo, de modo que no te puedes poner. Las tortitas (o los crêpes), si las hace, tienen truco: mete un hilo antes y no hay quien lo coma.

La cuestión es que, a pesar de lo relatado, terminaré por caer en alguna.

Nueva York, una ciudad con sonido propio

Made in USA, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife, Un paseo por Manhattan Ya van 5 comentarios »

Cuanto más vengo, menos conozco Nueva York. Cada vez menos actividades turísticas y cada vez más cosas por descubrir, lugares por patear y muchas cenas y copas por tomar.

Bob, Lore, Robert, Kim, Robert, Sofía, y, como no, Giovi, María y John han sido unos excelentes compañeros de aventuras y anfitriones. Queda mucho por contar de esta aventurilla que, controladores mediente, toca a su fin en pocas horas.

Antes de que llegue una cascada de posts con chorradas y curiosidades me aparecen en la cabeza muchas, montones de melodías que sazonan una ciudad con un sabor lleno de mezclas. Nueva York es una ciudad gazpacho.

La Bamba es puro sabor latino.

Sigue leyendo…

Dazet en concierto

Con la música a otra parte, Melodías y sonidos para una vida desafinada, Pongamos que hablo de Madrid, PTlife Ya van 3 comentarios »

Domingo por la tarde. Hay quien se entristece, hasta se deprime. Yo no. Si el fin de semana son dos días, los dos son míos. Que nadie me robe una tarde que me pertenece. No hay sitio para la melancolía pero sí para melodías, para el rock de una garganta de largo recorrido.

Dazet se entregó en el Picnic, en el corazón de Malasaña. Carlos Estrella hace de las suyas.

: Me sorprendió ver un papelito en la chimenea en mi primera visita a casa de Enrique Meneses. Era la letra de esta canción. Ya ni sé cuántas veces he ido. ¡Felices 81! Una vida dedicada a recorrer el mundo haciendo periodismo.

Enrique Meneses: reporterismo de ayer y de hoy


(5 comentarios)

Que el tiempo no te cambie

Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife, Salamanca y otras charradas, Toros y taurinos Ya van 4 comentarios »

Hace ya
de un tiempo a esta parte
tu notas que…
te están pasando cosas que antes no…
no te habían sucedido jamás
Sabes que
te estás haciendo grande y eso está bien
pero algo dentro tuyo has perdido y es…
dificil de buscar

Y el niño aquel,
que tú eras antes…
se fue, no está
y aunque eres el mismo…
ya no es igual, pareces distinto
debes buscarlo lo vas a encontrar…

¡No! ¡No! que el tiempo no te cambie…
¡No! ¡No! que el tiempo no te cambie…

Nunca habías patinado pero según te los compraron volviste con ellos puestos. De farola en farola, agarrándote a los coches si hacía falta. Desde el Pryca hasta casa. Todo fuera por evitar un vuelo sin motor. En los ruedos llegaron muchos, pero merecían la pena siempre.

Aprendiste la lección. Siempre repetías la enseñanza de Juan José: “Primero, el dominio de las suertes sin toro…”

Con los 17 cumplidos, rodeado de mocosos, te llamaban para salir a la vaca: “A ver, Javier, el de Valverde, que salga”. Y así se quedó el nombre. Tiene que ser bonito que a alguien se le conozca por su origen, que en cada paso lleve la denominación de origen y en cada tafallera barriendo el lomo del toro deje el número de la zapatilla en la arena.

En tiempos de ponedores, de novillero, te dio para un coche y alguna cosilla más. Todavía quedaba honor. Francia y Madrid se rindieron y comenzó la lucha, el dar la cara cada tarde y no perder el sitio. Abrasión, abrasión y abrasión. Sin perder las formas, en corto y por derecho. Sin perder fe en las convicciones propias.

Nosotros, tan listos los del 7, lo sabíamos. Un tentadero en La Quinta hizo que Facundo cogiese gusto por dibujar los lances de ese chaval tan belmontino. Fausto y Rosco se dieron cuenta en casa de Victoriano del Río; estaban invitados para ver al Juli y salieron hablando del novillerete que le acompañaba. Ahora toca colgar el traje de luces y comenzar a vestir el instinto de conservación cada mañana. Todo lo demás no hace falta contarlo. Es parte de la historia que termina y empieza al mismo tiempo.

No pude ir a Zaragoza, un acto contranatura me lo impidió. Una pena porque Suárez Guanes, nuestro gordi, estaba dispuesto a invitarme a ir con viaje en limusina incluido.

Sigue leyendo…

Sonido y ritmo en Vila Magdalena

América Latina existe, Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife Nadie abrió la boca »

Me acordé de Mantilla y sus “ecleticos” al escuchar esta canción en KissFM, un local de Vila Magdalena donde fuimos a cenar.

Clásicos en el bar KissFM from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Las caipiroskas cayeron en un lugar con música propia del país.

Un bar en Vila Magdalena from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Sandro, el rockero argentino, el de “Rosa, Rosa”

América Latina existe, Argentina, Buenos Aires y otras debilidades, Melodías y sonidos para una vida desafinada Nadie abrió la boca »

No tenía ni idea de quien era hasta que conocí a Seba Lorenzo. Cada vez que nos veíamos me regalaba la canción. Como buen rockero rendía así tributo al ‘Elvis’ de América Latina. Sandro acaba de morir.

:
Otra lección apropiada tiene que ver con la autoestima. Hay que ser valiente, hay que mirar de frente al peligro. Hay que saber que siempre hay alguien más listo o más poderoso, pero no hay nadie superior a nadie. Hay que recordar que las jerarquías son simples convenciones sociales. Hay que tener muy presente que por mal que esté uno no deja de merecer el amor de los suyos. Y que el desprecio que pueda recibir de otros es eso, algo de otros, y no vale la pena perder el tiempo con los asuntos ajenos. Algo más, muy importante: la honradez vale más, muchísimo más, que el dinero.
Enric González en “Educación”(1 comentario)
Special Thanks To:Romow Web Directory & WordPress Themes
Entradas por RSS Comentarios por RSS Acceder
Clicky Web Analytics