Los primeros Juegos Olímpicos que apuestan por redes sociales

Londres 2012 tendrá algo especial, al margen de todo lo especial de unos JJOO, ¡un badge de FourSquare! Sí, de acuerdo, no sirve de nada. Como tantas otras cosas que sin inútiles pero nos encantan. No creo que consiga añadirlo a mi colección pero me parece un buen detalle digital.

Durante The Next Web Conference tuve la suerte de conocer a Alex Huot, responsable de redes sociales del Comité Olímpico Internacional. La apuesta es fuerte, en despliegue de medios y en idiomas. Como todo lo que tiene que ver con publicar sin demasiado control, cuenta con sus complicaciones. Los deportistas no podrán contar nada, ni tan siquiera subir fotos, de la Villa Olímpica. Supuestamente, los espectadores tampoco deberían compartir algo desde el estadio pero… ¿quién le pone puertas al campo?

La gamificación en The Next Web Conference 2012

20120503-104958.jpg
La charla de Gabe Zichermann era una de las que más me interesaba de TNW2012. Cheo me tiene lavado el cerebro con la gamificación, así que tenía que escuchar al gurú con atención.

Algunas de las claves para que funcione: buscar la novedad, retarse a uno mismo, pensar de manera creativo y hacerlo con ahínco. La multitarea funciona y la sencillez, también. Como ejemplo se puso a sí mismo, con 37 años recuerda que los videojuegos de su infancia eran extremadamente simples: “No es tanto lo bueno que sea en el juego, sino lo mucho que lo intentes”.

De los apuntes, me quedo con estas frases:

La clave está en la dopamina, la droga que sabe hacernos imaginar.

Gamificación es el proceso que nos invita a usar la forma de pensar y la mecánica de los juegos para enganchar a los usuarios.

Y no, no es poner badges (chapitas) en tu página web por las visitas. Los badges son una buena mecánica, tienen sentido, son importantes, pero no lo son todo.

Y no, no se puede convertir todo en un juego.

La mayoría de los problemas de la humanidad se resuelven con simulaciones.

Abejas en Alemania

Nunca lo entendido. Olga, hace algunos años en Munich, nos dio una pista: “Los alemanes dicen que está tan bueno que vienen hasta las abejas avispas”. Vale, aceptamos barco, pero no me convence.

¿Alguien sabe por qué en Alemania tienen esta tolerancia con las abejas en la comida? Especialmente en vitrinas de productos que se venden al público. Todas las pastelerías y heladerías parecen coleccionarlas.

Occupy Berlín

Pasamos a dar una vuelta, por curiosear y parecía que rezaban el rosario. En las asambleas frente al Bundestag en Berlín los indignados/ocupadores debaten de una manera peculiar. El que tiene la palabra procura decir frases cortas que el resto repite. Aseguran que así, sin necesidad de altavoces o megáfonos, se consigue elevar la voz y que todos se enteren.

Además, había una chica repartiendo gemüsesuppe que, dicho sea de paso, a mí me parecía gazpacho.

Beelitz, un hospital abandonado

Cuenta la leyenda que ahí Hitler se curó de las heridas de la batalla de Somme. Inicialmente fue un centro para enfermos de tuberculosis y afecciones del pulmón, pero desde el 45 a 1995 estuvo en manos de los soviéticos. De hecho, a modo de recuerdo, tomé un papel con grafía cirílica. Es lo único que traje, junto con sensaciones y fotos de la visita al hospital de Beelitz.

Fue hace un año pero lo tenía pendiente. No había cobertura, así que nada de FourSquare. Era lo más parecido a volver a la adolescencia y descubrir sitios secretos, saltar tapias y mirar a todos lados con cautela para explorar una ciudad sanitaria abandonada.

¿Qué tiene Zurich?

Neue Zürcher Zeitung, periódico local

Según Monocle, la revista que suelo comprar en el aeropuerto y pasa a decorar mi salón cada mes, la misma cuya publicidad me parece chic, pero con artículos que no aspiro a consumir, Zurich es la segunda del mundo para vivir. La primera este año es Helsinki.

Estuve en Zurich, en un miniviaje relámpago para saber más de los servidores de Google. La tarde de la llegada conté con un guía de excepción. Nada mejor que un ser autóctono para explorar la ciudad con el reloj más grande del mundo. Como me recalcaron, más que el Big Ben, “pero no presumimos tanto”.

Zurich es una ciudad donde el McDonald’s parece un restaurante, se cuidan las calles, impera el silencio y te soplan 15 euros por combinado. Lo de capital económica ya se sabe. Continuar leyendo

Volver a Berlín

El verano pasado estuve por allí. Fui sola pero pronto encontré compañeros de viaje. Patricia Sevilla Ciordia, su chico y su madre hicieron de guías de excepción por Berlín.

Carlos, amigo de Fany, me llevó a conocer algo emocionante Beelitz, un lugar con un hospital abandonado. Cuenta la leyenda que allí estuvo Hitler por una dolencia de pulmón o pierna (según versiones).

Hacía años desde la última vez que salté una tapia, me colé en un sitio y trasteé.

A comienzos de agosto volveré por ahí pero esta vez con amigos de toda la vida. Alojamiento diferente a la del verano pasado y mucho por descubrir. ¡Berlín es infinito!

La importancia de llamarse Croque

Tomar un sandwich en un café no es gran cosa. Si se hace en París cambia la percepción.

El sandwich de jamón y queso con algo de queso y, en algunos casos, bechamel gratinada por encima se convierte en Croque Monsieur. Si se corona con un huevo a la plancha gana todavía más glamour. Entonces, su nombre en clave, pasa a ser Croque Madame. Aquí, lo más lejos que llegamos es a llamarlo biquini, sobre todo en Cataluña. O tostado, como dicen en Argentina, a sandwich de miga.

El envoltorio, al final, importa.

Hotel Benther Berg

CeBIT es tan grande que supera la capacidad hotelera de Hanóver. El hotel en que me quedé estaba casi en medio del campo, no había un ruido. Solo algunas casitas alrededor, de las bajitas de Ronnenberg. El hotel Benther Berg es como una mansión con otra accesoria compuesta por bungalows.

Hotel Benther Berg, muy pacientes con el carácter español

La recepcionista se reía tanto con mi alemán chapurreado que se esforzaba por contestar en inglés pero fue verdaderamente amable buscándome un taxi para compartir gastos el primer día de la feria. Lo hizo con tanto acierto que llegué al recinto antes de que abriesen.

El desayuno era típico de los alemanes, también el mobiliario: todo serio, robusto, contundente y funcional.

Entre lo malo: internet. Tenían wifi, iba como un tiro, pero era casi un atraco a mano armada.

Lo mejor: tolerantes con los ruidos nocturnos y excursiones con mochila de los huéspedes españoles. ;)

Pd.: Creo que llevo ya como cuatro hoteles seguidos en los que no he encendido la tele.

 

Sensaciones de CeBIT

Hoy sábado cierra la feria CeBIT. Entre lo positivo me encuentro con la charla sobre seguridad en redes sociales y la notable presencia española. La sala de prensa tiene una excelente conexión y muy buen ambiente para trabajar: sitio para todos, silencio, tranquilidad… No parecía que allí hubiera periodistas.

PLEO, el pequeño dinosaurio mascota se ganó mi corazón.

Entre lo negativo: Dicen que es la mayor feria del mundo dedicada a las tecnologías de la información. Puede que lo sea en extensión pero en el aspecto de aparatos de consumo apenas hay novedades. Todas se quemaron durante CES y las novedades móviles fueron despejadas durante el MWC de Barcelona.

Con solo una mirada

En CeBIT tengo la sensación de tener que dar muchas vueltas para encontrar algo que verdaderamente merezca la pena. Sin tener esa vena propicia al espectáculo de los americanos, los alemanes saben hacer ver que su feria es la más grande del mundo. Puede que por extensión sí lo sea pero no por intensidad. Menos todavía por la cantidad de lanzamientos. Las marcas, salvo la excepción de ASUS, han quemado sus cartuchos en MWC y CES.

Tobii y su ordenador controlado con la mirada quizá sea de los más positivo. No solo por lo que tiene de innovador, sino también por la parte más social.

Europa en redes y blogs: pasito a pasito

Sin un programa publicado pero sí público nos encontramos en Córdoba. Fuimos llegando por goteo, informales, cercanos… La primera noche fue de antología. ¿Que a los jóvenes no les interesa la política? ¿Que los bloggers solo hablan de aparatos y vaguedades? Error. Tenían que vernos hasta casi las tres de la noche arreglando el mundo.

La mañana me resultó algo más desordenada y farragosa. Es de agradecer que Pilar de Castillo y Salvador Garriga se sumasen como uno más a las mesas. Las impresiones de Pilar del Castillo, con su espiral del conocimiento en papel, sobre el futuro de la neutralidad de la red me preocupan. Cree que como las operadoras hacen la red, son las más indicadas para gestionarla. Insistió en que han contactado con consumidores y asociación de internautas y parece lo más lógico.

Es decir: poner a la zorra al cuidado de las gallinas. ¡Ideal! Continuar leyendo

Viviendo y construyendo Europa

Debates, montones de mensajes en Twitter y mucho por hacer. Esas son las primeras sensaciones que me crea el PEredes, un encuentro sin página red, algo así como una sesión interna sobre redes y creación de Unión Europea.

Lo mejor es la capacidad de la gente que estamos conociendo, además de los sospechosos habituales.

Paco Torres está volcado con 1001medios.

Macarena, desde su multitudinaria oreja, está realizando entrevistas. Una me ha tocado a mí y otra a Laurance, de las chicas geeks que cité antes y que tanto me han gustado.