Lisboa entre amigos

Primero fue Roma, antes estuvieron Berlín y Morón pero me lo perdí. Después llegaron Polientes y Lanzarote. Lisboa ha sido la cuarta edición de la Nochevieja entre amigos. Echamos mucho de menos a Manu, como le vamos a echar en falta durante todo el año a Abel.

Mi Portugal, salvo algunos recuerdos infantiles y el paseo por Newark, es estrictamente taurino. Desde Vilafranca a las Azores, pasando por Campo Pequenho.

Lisboa merece volver, una y otra vez. Por su vida interior, personalidad y medida decadencia. La compañía hace todavía mejor la vivencia.

Portugal sigue teniendo detalles, como estas señoras en la estación de Cais do Sodré que te imantan.

Los videojuegos de 2011

No lo veía como una amenaza. Entiendo que la diferencia clave está en que, aunque en los móviles y las tabletas se puede jugar, no son aparatos cuya finalidad principal es lúdica. En las consolas sí. Su núcleo, su fin, su motivo, es el videojuego. Que además vale para aprender, perfecto. Para mandar mensajes y compartir en redes sociales, mejor que mejor.

Sin embargo, a lo largo de 2011, especialmente iPod Touch e iPad ha comido terreno al videojuego en consolas. Nintendo 3DS está haciendo un gran final de año. PS Vita gusta en Japón pero hasta finales de febrero no sabemos qué acogida tendrá en España.

Nintendo Wii, algo vieja ya, XBOX 360 y, mi debilidad, PS3 gozan de excelente salud.

Entre los títulos de este 2011 me quedo con varios: Gears of War 3, Uncharted 3, Mario Kart 7, Zelda Skyward Sword y Skyrim (aunque confieso que me cuesta un poco más).