Guy Kawasaki, ¿un encanto natural?

El arte de encantar, ese ha sido el tema de la ponencia de Guy Kawasaki en FICOD.
Guy, además de ser un empresario de éxito, tuvo el mérito de echarse Apple a la espalda en los peores momentos.

En algunos momentos parece un vendedor de humo, en otros un coleccionista de obviedades. Al final queda la sensación de que todo lo que dice tiene bastante sentido aunque no sea tan fácil ponerlo en práctica.

En todo caso, fue un privilegio poder entrevistarle. ¿Cómo es eso de darle la mano a alguien que sabes que te juzgará, pues sólo un rato antes explicó la mejor manera de hacerlo? Le dije que me parecía una gran responsabilidad pero que tenía que incluir en su manual la mejor manera de dar dos besos que es como más nos saludamos en España.

Pd.: Me voy a tomar muy en serio eso de sonreír con los ojos.
Ppd.: Sebas, moló que te acordaras del detalle de las zapatillas.