2011, el año en que Steve Jobs nos dejó

La muerte del fundador de Apple, el crecimiento de Android y la consagración de las redes sociales son la esencia de este ciclo

Revolucionó la industria de la música, el cine, la informática y la telefonía. Solo le quedó una revolución por terminar, la de la prensa. Steve Jobs falleció el 5 de octubre. Pocos días después del lanzamiento de un remozado iPhone. Su deceso marcó tal conmoción que empañó el escaso entusiasmo por un teléfono que parecía más de lo mismo. El iPhone 4S (¿será la ‘S’ un homenaje a Steve?) mejoraba la cámara de fotos y el procesador gráfico con respecto al modelo lanzado un año anterior. También el sistema de conexión. Siri, era la gran novedad, un asistente de voz que por ahora no entiende español. El hecho de ser monolingüe le ha hecho pasar sin pena ni gloria por nuestro país, ¿o es que alguien está dispuesto a buscar dentista, consultar el parte meteorológico o añadir una cita en su agenda dirigiéndose a su mayordomo virtual en inglés?

Dos días después de la muerte del creador de Apple, Google había convocado a la prensa en Hong Kong para una presentación especial. Por respeto y en señal de duelo Android 4.0 tuvo que esperar unos días. El estreno fue de la mano de Samsung, que volvía a tener el privilegio de ser el fabricante que estrenaba sistema operativo en un teléfono, el Galaxy Nexus, que subía todavía más el listón.

iOS 5, el sistema operativo de Apple, y Android coinciden en algo, en 2011 han dicho adiós al ordenador para actualizarse. Todo se hace online, todo se almacena en la nube. iCloud, objeto de la última presentación pública de Jobs, permite pasar de un dispositivo a otro con todos los documentos en el punto en que se dejaron. Apple regala 5 gigas. A partir de ese límite toca pagar. Todo un acierto que significa la muerte de Mobile.me, un ensayo general pagado por el bolsillo de los suscriptores del servicio. Sigue leyendo

Y amazon llegó España

El martes estará en mis manos el primer pedido. Me ha encantado que Amazon.es me reconociera desde la versión de Estados Unidos sin ningún problema. El aterrizaje de la gran tienda norteamericana en España, todavía sin contenido digital pero con el Kindle como objeto deseado y bajo la responsabilidad de Koro Castellano, va a mover mucho el mundo del comercio electrónico.

De momento, me gusta la organización de la página y la gran cantidad de productos de importación. En videojuegos, por ejemplo, se pueden encontrar muchos artículos a mejor precio solo por el cambio de idioma. En muchos casos, incluso está en varios y se puede elegir. Echo en falta una mejor y más amplia descripción de productos.