Un premio con un fin

Yoani Sánchez sigue cosechando los premios. Mientras la tierra de su país es cada vez más yerma, su creatividad es más fecunda.

Así celebra la concesión del premio, con una propuesta y un enfoque: crear una blogosfera en Cuba.

Hace años que di un portazo al mundo académico e intelectual, hastiada de ver -tan frecuentemente- la máscara colgada en los rostros de mis profesores y de mis condiscípulos. Hoy empieza mi viaje de retorno al recinto universitario, de la mano de la mención especial en los premios de periodismo María Moors Cabot que me ha otorgado la Universidad de Columbia. Un galardón que he obtenido -entre otras cosas- por negarme a asumir esa complicidad “cultivada”, que tanto me frustró descubrir en una parte de las letras cubanas.

Escapando de una erudición libresca -desapegada de la realidad- fui a parar al extremo contrario: el de los circuitos y el código binario. No obstante, hay caminos que nos llevan siempre al mismo lugar y pueden hacer que una filóloga renegada vuelva a abrazar los hábitos de la academia. Especialmente, si este regreso al mundo de las togas y los diplomas ocurre por haberme comportado como una persona libre en el ciberespacio.

Pienso usar  el prestigio y la protección que trae aparejado el Premio Cabot, para seguir haciendo crecer la blogósfera cubana. El alternativo intinerario que nos une cada semana ha llegado a un punto en que debe volverse una auténtica academia blogger. Como no pienso esperar a que esté permitido abrir una escuela de periodismo digital para realizar este proyecto, voy a comenzarlo incluso al margen de formalismos burocráticos y legales. La distinción que he recibido hoy puede contribuir a que nazca aquí un nuevo tipo de instrucción sin condicionantes ideológicos, sin aquellos feos disfraces que me hicieron alejarme -una vez- del mundo académico.

Twitter, artículos y periodismo

Enredados sigue dando una vuelta de tuerca más al periodismo y la red. El debate propuesto es sobre Twitter, que últimamente parece la aspirina que todo lo soluciona. Por suerte, también hay voces críticas.

Lluís Bassets ha tuiteado un artículo sobre las reacciones a la visita de Moratinos a Gibraltar, tuit a tuitDespués se ha podido leer la versión completa en su blog:

¿Cómo se puede dar un artículo en twitter? Sigue una prueba. Se titula ‘Anacronismos’ y son diez frases más, once twitts en total.

Esos 300 años sin que ninguna autoridad española pisara territorio gibraltareño.

Los editoriales de ABC, El Mundo y La Razón.

La actitud del PP, a pesar de su hipocresía posmoderna: Piqué hubiera terminado visitando el Peñón de haber seguido como ministro.

El nacionalismo español, extremista y ridículo, incapaz de reconocerse a sí mismo, siempre contra el nacionalismo de los otros.

El desprecio por los derechos individuales de los ciudadanos, gibraltareños en este caso.

La exaltación de los derechos históricos y territoriales que se desprenden del Tratado de Utrecht.

La alergia al pluralismo. De identidades, de lenguas y de lealtades.

El falangismo de fondo que late en la resurgencia de esta inflamación patriotera.

El infierno que llevan en su interior estos portaestandartes de la patria una, grande y libre.

Que se vayan al diablo todos ellos con su idea de una soberanía que ni se cede, ni se comparte, ni se divide.

¿Mi posición? Que es una herramienta, interesante, potente, pero que depende para qué es útil o no.

Las respuestas de Yoani

Netoratón salió de vacaciones a Cuba, pero no sólo volvió tostadísimo, sino que trajo un excelente trabajo bloguero. Se encontró con Yoani Sánchez, siempre admirada en este blog, y conversaron un buen rato. Ella contestó en vídeo las preguntas de Javier Barrera, Ion Antolín y una mía.

La sorpresa fue que no sólo lee este blog sino también A sueldo de Moscu, Mangas VerdesEscolar… Me encanta que la gran guia de los blogs, se esté distribuyendo por la isla mediante fotocopias.

Si de verdad quieres ayudar a Cuba

Si de verdad quieres echar un cable a los cubanos en su conquista de libertad, aunque sea sólo informativa, Yoani nos da una serie de pistas en ¡Oxígeno para la blogosfera cubana!

  • Enlazar los blogs e inscribirlos en buscadores o plataformas donde puedan tener mayor visibilidad. Cada persona que nos lee nos protege, de manera que hay que engrosar ese escudo guardián que forman los lectores y los comentaristas.
  • Difundir el contenido de los blogs, fundamentalmente hacia el interior de Cuba. Eso puede lograrse con el envío de nuestros posts a parientes y amigos en la Isla, para dar a conocer esa opinión que surge desde aquí mismo, pero que los medios oficiales no divulgan.
  • Invitar a participar a los bloggers alternativos a eventos, ya sean virtuales o reales. A través de grabaciones de voz, videos filmados de forma casera o llamadas telefónicas que puedan ayudar a propagar sus opiniones.
  • Echar una mano en la administración de las bitácoras, especialmente a aquellos bloggers que tienen muy limitado el acceso a Internet. Para eso sólo se necesita tener la voluntad de colaborar, un mínimo de conocimientos de WordPress o Blogger.com y la honestidad de no agregar o cambiar ningún contenido que no haya sido previamente autorizado por el autor del sitio.
  • Evitar el personalismo o el culto a un solo blogger emblemático. Tomar la blogósfera alternativa como un fenómeno en el que participa un número creciente de cubanos. ¡No repitamos en el mundo virtual las adoraciones a individuos que tanto daño nos han hecho en la realidad!
  • Compra de tarjetas de acceso a Internet en lugares públicos. Recuerde que muchos de nosotros estamos obligados a pagar el alto precio de los cibercafé y los hoteles para acceder a la red. De manera que si usted es un turista que visita la Isla, colabore con nosotros adquiriendo algunas horas de conexión en esos lugares.
  • Todo tipo de soporte de información, desde las minúsculas memorias flash hasta los más sofisticados discos duros externos, pasando por los necesarios Cds. Una buena parte de los bloggers que conozco distribuyen sus textos –al interior de la isla- con esos dispositivos de almacenamiento.
  • Teléfonos móviles y ayuda económica para abrir las líneas y mantenerlas. Yo misma me he visto en la situación de tener que postear frecuentemente a través de sms enviados a personas fuera de Cuba que posteriormente colocan mis textos en la red. De manera que proveer a un blogger con la telefonía celular es darle un camino paralelo al tradicional acceso a Internet.
  • Laptops o todo tipo de accesorios para construir un PC. Mi experiencia me dice que una vieja laptop traída a la Isla y regalada a un posible blogger puede ser el detonante para la aparición de un nuevo espacio de opinión. Busque en su oficina y en su casa, todo aquello que ha desechado pero que podría ser útil para armar una computadora, agréguelo a su maleta de vacaciones en Cuba y –por favor- no se le ocurra mandarlo por correo.
  • Software gratuito y con licencia. Especialmente aquellos programas que sirven para tratamiento de imágenes, audio, video o que optimicen el tiempo de conexión en Internet. Quiero recordar que no podemos comprar estos programas en ninguna tienda o adquirirlos por transacciones online.
  • Cámaras digitales y de video, especialmente las pequeñas Flip que permiten filmar discretamente situaciones de nuestra vida cotidiana.
  • Grabadoras digitales para hacer entrevistas y grabadoras telefónicas que permitan almacenar la voz de quienes llaman desde provincia para dictar sus textos. Un ejemplo de esto es el blog del prisionero político Pablo Pacheco que se nutre de los textos que él lee a través del teléfono.
  • Libros sobre periodismo ciudadano, manuales de programas y todo tipo de documentación que ayude a comprender mejor el fenómeno blogger.

Vía | Periodismo Ciudadano

Euro Blog Awards 09

Lo presentan como un Eurovisión de blog y se parece bastante, sólo que esta vez el jurado parece más solvente.

El resultado final se sabrá durante Nonick, evento al que tenía muchas ganas de ir, sobre todo después de los días en Videoweb, pero no se puede estar en todas partes. Ya me había comprometido con icities.

Estos son los aspirantes al galardón en castellano: La decadencia del ingenio, La vida en domingo, Paquito Dolores, David de Jorge, Flores en el ático, lamarde, ¿Te quedas a cenar?, Vision Beta, Gadgetoblog, Fogonazos, MicrosiervosEscolar, Mi mesa cojea, David Bravo, Andreu Buenafuente, Enrique Dans , Guerra Eterna, En la boca del lobo, Perogrullo, Error500, Kirai, Fotomaf , Marc Vidal, Dirson, Pedro Jorge Romero , Malaprensa , No me lo puedo creer, Espoiler , Jesús Encinar y Tecnología obsoleta

El próximo fin de semana sabremos el resultado. Se puede votar a través de Facebook, aunque para mi sería muy difícil escocoger entre tantos blogs buenos.

Preguntas entre mechones

Mi fijación por Chenel y su mechón no es nueva. Hoy, fuera de la entrevista, se me ocurrió hacer una pregunta de esas que no piensas dos veces: “Después de tantos años tiñéndote, ¿cómo es que no te has quedado calva?”. Ejem, después de la explicación, me quedé un poco cortada.

En la siguiente dosis de enredados comprendereis todo. (Enrique maquinó el encuentro y Juanjo y yo flipamos).

Obama y los blogs

Resulta que Obama, el presidente 2.0, el que confiaba en los techies y las redes sociales, el que todavía tiene un CTO por nombrar, confesó que no emplea demasiado tiempo leyendo blogs. Y que tampoco les puede hacer mucho caso. Se montó el revuelo.

Comprendo, de alguna manera lo que quiere decir, pero no se puede meter todo en el mismo saco y olvidarse del nicho que se ha movido a su favor, aunque después hiciesen algo tan tradicional como ir casa por casa o una lista de llamadas por teléfono.
Ayer en Hora 25 de la Cadena SER trataron el tema. Fue interesante.

Pianista en un hotel

Alguna vez me lo he preguntado… ¿Para qué? Estoy convencida de sus bondades y resultados. Sobre todo al ver los réditos que aporta o la idea que tienen los propios autores. Mi impresión sobre los blogs en medios es que muchas veces no se entiende la filosofía del blog, pero se quiere publicar bajo esa marca como sea. El mérito tendría que estar y el reto también, en conseguir hacerse comunidad propia, generar debate y atraer un público nuevo o los de siempre de esa marca pero con un interés en un tema concreto.

Además, en general, en los blogs de los medios se enlaza poco. Se convierten más en una columna para la web que otra cosa. Hay expcepciones, obvio.

Gracias a Paula Carri, llegué a este post titulado “Pianista de hotel” de mi admirado Juan Pablo Meneses, al que como a Enrique, conocí en el Congreso de Huesca.

“El pianista de hotel entiende rápido que la fidelidad de su público es casi nula: el mismo día que ellos se vayan, en su lugar aparecerá un nuevo pianista de hotel para entretener a la gente que sigue pasando.
El pianista de hotel sabe, si es un buen pianista de hotel, qué temas disfrutan los pasajeros mientras se toma un trago o esperan las maletas. Si es un mal pianista de hotel, durará poco.
El pianista de hotel tiene, gracias a su trabajo de pianista de hotel, un dinero asegurado para fin de mes. Esto es muy importante, porque de esta manera él siente que vive de lo que toca: aunque toca sin que nadie lo escuche bien.
El pianista de hotel juega a creer que tiene mucho público, que los asistentes se renuevan, que le piden autógrafos y él le cuenta a sus amigos de las miles de visitas que recibe a diario. Pero el pianista de hotel, si no le falla un tornillo, al final del día sabe que toda esa abultada audiencia no le pertenece”.