Hotel Velada en Burgos

Ruymán me ha recordado mi deber con este hotel en Burgos: Hotel Velada. No puedo decir gran cosa pues apenas estuve solo que me gustó el detalle de una habitación con dos ambientes, amplia y confortable. El personal fue de lo más amable con la custodia del equipaje e indicaciones para llegar a iRedes.

En la pantagruélica cena del viernes el personal intentó atender las extrañas peticiones de cada uno de los comensales.

Aunque por fuera parece pequeño ocupa casi toda una manzana y está muy bien localizado en el centro. Ideal para descubrir la ciudad a pie.

Twitter, la herramienta más querida

Laura, responsable de internacionalización y localización de Twitter y ponente estrella de iRedesabrió la caja de los truenos: «Twitter no es una red social».  José Antonio Gallego insiste en que sí lo es. Laura lo definió como «una red de información» y creo que es lo que mejor se acerca a parte del potencial del juguete.

Cuando se explica Twitter a alguien parte de la dificultad en hacerlo entender consiste precisamente en eso, en mostrar que no es necesaria una relación recíproca, no hay que corresponder a quien nos siga y, esto es lo mejor, nadie debe ofenderse por ello; es parte del juego. Aquí no hay el «te cuelo si me cuelas» con que nos chantajeábamos en la fila del colegio. Se sigue lo que interesa a cada cual. Solo es necesario tener una relación correspondida en caso de querer mantener una relación directa, para mandar mensajes en privado. ¿Se usan mucho? Creo que solo para urgencias. Para algo extenso y elaborado está el email. Así que todo encaja y tiene su lógica que no sea necesario. Otra cuestión es que Twitter propicie conocer gente nueva y a partir de ahí crear un vínculo similar al que se dan en redes sociales más, digamos, homologadas. Cuando empezó me parecía una versión «reloaded» del pásalo, una especie de SMS mandado al infinito, al que lo quiera oir. Sigue leyendo

iRedes: Luz y foco en las redes sociales

Ícaro Moyano, Juan Andrés Muñoz y Laura I. Gómez

Ícaro Moyano, Juan Andrés Muñoz y Laura I. Gómez

Lo primero, ¡sombrerazo para la organización! No sé si Burgos sabrá lo que significa un Trending Topic mundial, sin ser patrocinado, pero debería saberlo. Este hecho, por sí mismo, hace que iRedes haya merecido la pena para quiénes han ayudado a organizarlo.

Del congreso me quedo no solo con la charla final entre Juan Luis Arsuaga y Pérez Reverte, sino también con las palabras de Javier Celaya en la tarde del jueves. Medido y conciso lo dejó claro: «Si no cuenta, son cuentos». Pocas palabras para acabar con todos los que venden humo al peso. Me acordé de Adrián Segovia, anda en una sintonía parecida.

El final con José Luis Orihuela fue un broche de lujo para un encuentro que ojalá tenga la continuidad que merece este acertado inicio. Brillante la cobertura de sus alumnos.

Visita fugaz a la catedral de Burgos

Como Manu venía un poquito después aprovechamos su llegada a Burgos para ver la catedral. «Como la de Colonia pero en pequeño», nos repetía como un mantra.

Pagamos cinco euros para ver una catedral recuperada al extremo con la ruta bien marcada pero sin el encanto de las que te dejan pasear libremente.

Merece la pena si no fuese porque el mantenimiento lo pagamos todos pero pertenece a un credo.

Ah, no vi nada referente al «papamoscas» del que tanto nos hablaba (y de su mal estado y necesidad de restaurar) en el cole Jorge Briongos Pastor.

No a ETA

Ya está bien. Ya no más veranos con sangre, con miedo, con turistas que nos toman por gente agresiva, que confunden España con un lugar peligroso.

Ya está bien de sobresaltos, de inquietud, de sangre y de lágrimas. Un trozo de tierra no vale esto. Una cultura tampoco. Si quieren defender a Euskadi esta no es la manera. Los vascos de bien son los primeros en saberlo. Su tierra no es un lugar que se dedique a sembrar muertos y pánico en sus vecinos.

No entiendo que todavía en el siglo XXI haya algo tan anacrónico como una casa cuartel, en la que atentaron ayer en Burgos. Pienso en los niños que viven en ella e imagino cómo deben sentirse.

Los halcones de ETA se envalentonan  frente a sus palomas. ETA agrede por miedo a contemplarse en el espejo.¡Basta ya!