Blackberry mostró sus debilidades

Los más críticos (o los más ‘enteraos’, que de todo hay) consideran que RIM, empresa creadora de BlackBerry, no ha invertido lo suficiente en infraestructura. El martes comenzó la odisea. El miércoles fue a más. El jueves parecía estar resuelta la avería.

Boris Izaguirre ha sido uno de los que lo ha sufrido en sus propias carnes. Lo contó por todos los medios. Este sábado con Yogur de Blackberry y en la tertulia de Latinos de La Ventana.

Fue divertido recibir llamadas de amigos preguntando cómo iba la cosa. A veces, tanta ansiedad casi daba penilla. Sin duda, es difícil vivir sin BlackBerry. Hay cosas que no se pagan con dinero. Al menos, Eduardo Fernández, su director general, pidió perdón a los usuarios. Todo un signo de humildad.

BlackBerry ha creado un gran sistema de comunicación pero ha errado en la innovación. El teclado es su fortaleza, su sistema de correo y de mensajería es insuperable, salvo, como estos días, cuando falla. Entonces, no hay solución, la avería se multiplica. Ante esa situación el operador poco puede hacer. iPhone y Android se van a beneficiar de este grave error, hasta que los dueños de estos teléfonos viajen al extranjero y sufran en sus carnes el precio del roaming.

La libertad en Internet

Mañana a las 17h en el Círculo de Bellas Artes toca debatir sobre la libertad en Internet. El tema, así, sin más, suena muy pretencioso, pero se trata de analizar la sentencia que condena a Rodolfo Irago y Daniel Anido y mostrarles nuestro apoyo.  Estarán Isaías Lafuente ( Cadena SER), Paco Lobatón (periodista experimentado en su compromiso con la libertad) y Virginia P. Alonso (Directora Adjunta de 20 minutos) y quien suscribe; la mesa estará moderada por Juan Francisco Delgado, Vicepresidente de la Asociación de Telecentros y Director del Consorcio Fernando de los Ríos.

En el debate aprovecharemos para profundizar sobre la polemica de los derechos de autor y la libertad en las descargas.

¿Te lo vas a perder?

Mirar para otro lado…

El director de EL PAíS, Javier Moreno, entrevista a Rodríguez Zapatero:

P. ¿Le parece razonable que una fiscal llegue a pedir tres años y seis meses de cárcel para dos periodistas de la cadena SER por publicar una información veraz de interés público?

R. Yo no juzgo nunca las actuaciones de los fiscales y menos de los jueces, pero si me pregunta la opinión por el proceso judicial en general y por esa sentencia, no me gusta nada, no la comparto en absoluto.

P. Le pregunto porque la fiscalía se rige por el principio de jerarquía y al frente de esa jerarquía está el fiscal general del Estado, nombrado por usted.

R. El fiscal general del Estado y la fiscalía con relación al Gobierno lo que hace es cumplir políticas, las políticas criminales, la orientación de las políticas criminales. Pero los fiscales actúan con su criterio y con su libertad y con su independencia. Esto es así. Nadie puede pensar que el Gobierno de España le dice al fiscal en uno u otro caso lo que tiene que hacer.

Fer Berlín, del que tomo el título del post, también lo vio y tiene claro que eso no son “políticas criminales”.

Más sobre la condena a los periodistas de la SER

El pasado 23 de diciembre se conocía la noticia: Condenados Daniel Anido y Rodolfo Irago por informar en internet sobre afiliaciones irregulares del PP de Madrid.

No es es que el juez se ponga creativo, es que lo tiene bien pensado.

Lluís Bassets nos alerta sobre las consecuencias de esta decisión judicial en su blog con “¿Quieren dejarnos a oscuras?”:

La sentencia es de una extrema gravedad para la libertad de información. De prosperar esta extraña teoría que convierte la afiliación a un partido en un dato tan reservado como padecer una enfermedad nos encontraríamos con una nueva barrera que protegería unos datos perfectamente relevantes e interesantes para el conjunto de los ciudadanos. Y más, como era el caso, cuando la afiliación en cuestión fue irregular y estaba vinculada a un escándalo político como fue el llamado ‘tamayazo’. Pero, además, si avanzara la distinción que propone el juez, que excluye a Internet de la plena protección constitucional que tienen los otros medios, nos encontraríamos con la aparición de una aberrante jurisprudencia que nos devolvería directamente a los tiempos de la censura. El derecho a expresarse se convertiría meramente en un eximente en el caso de que entrara en colisión con otro derecho que hasta ahora no era prevalerte, como es el de la intimidad o la propia imagen.

Condenados por informar en un medio que no lo es

Según el juez Ricardo Rodríguez Fernández la web de la cadena SER no es un medio informativo, porque se ha quedado en los dos primeros tercios del siglo pasado. Para este señor la red no es una realidad.

Esto da como resultado que Daniel Anido y Rodolfo Irago por hacer su trabajo, y además bien, dando en antena lo que hay que dar, y completando datos más apropiados para Internet, sean condenados a un año y nueve meses de prisión e inhabilitación para ejercer su profesión; periodistas.

Creo que si alguien, por desconocer la sociedad en que vive y en la que tiene que hacer justicia, debe quedar inhabilitado para ejercer su labor es este juez.