Hotel Benther Berg

CeBIT es tan grande que supera la capacidad hotelera de Hanóver. El hotel en que me quedé estaba casi en medio del campo, no había un ruido. Solo algunas casitas alrededor, de las bajitas de Ronnenberg. El hotel Benther Berg es como una mansión con otra accesoria compuesta por bungalows.

Hotel Benther Berg, muy pacientes con el carácter español

La recepcionista se reía tanto con mi alemán chapurreado que se esforzaba por contestar en inglés pero fue verdaderamente amable buscándome un taxi para compartir gastos el primer día de la feria. Lo hizo con tanto acierto que llegué al recinto antes de que abriesen.

El desayuno era típico de los alemanes, también el mobiliario: todo serio, robusto, contundente y funcional.

Entre lo malo: internet. Tenían wifi, iba como un tiro, pero era casi un atraco a mano armada.

Lo mejor: tolerantes con los ruidos nocturnos y excursiones con mochila de los huéspedes españoles. ;)

Pd.: Creo que llevo ya como cuatro hoteles seguidos en los que no he encendido la tele.

 

Sensaciones de CeBIT

Hoy sábado cierra la feria CeBIT. Entre lo positivo me encuentro con la charla sobre seguridad en redes sociales y la notable presencia española. La sala de prensa tiene una excelente conexión y muy buen ambiente para trabajar: sitio para todos, silencio, tranquilidad… No parecía que allí hubiera periodistas.

PLEO, el pequeño dinosaurio mascota se ganó mi corazón.

Entre lo negativo: Dicen que es la mayor feria del mundo dedicada a las tecnologías de la información. Puede que lo sea en extensión pero en el aspecto de aparatos de consumo apenas hay novedades. Todas se quemaron durante CES y las novedades móviles fueron despejadas durante el MWC de Barcelona.

Con solo una mirada

En CeBIT tengo la sensación de tener que dar muchas vueltas para encontrar algo que verdaderamente merezca la pena. Sin tener esa vena propicia al espectáculo de los americanos, los alemanes saben hacer ver que su feria es la más grande del mundo. Puede que por extensión sí lo sea pero no por intensidad. Menos todavía por la cantidad de lanzamientos. Las marcas, salvo la excepción de ASUS, han quemado sus cartuchos en MWC y CES.

Tobii y su ordenador controlado con la mirada quizá sea de los más positivo. No solo por lo que tiene de innovador, sino también por la parte más social.

Coches conectados

Alemania, la gran fábrica de los coches robustos, tiene una posición extraña con respecto a la tecnología. Solo los modelos de gama alta incluyen adelantos que facilitan saber qué está cerca, cómo llegar a un lugar, hablar sin manos…

Ford mantiene una postura radicalmente contraria. Quiere popularizar estos servicios, que cualquiera que compre un modelo suyo se ve lo máximo posible. Así lo hizo saber en CeBIT.

¿Quién ganará la batalla por el coche 2.0?