Con Lalo Zanoni tengo una relación especial. Lo conocí, en el sentido de saber de él, por su libro sobre Maradona, uno de esos juguetes rotos que tanto me cautivan. Después me enganché a su blog. El vínculo se hizo más férreo cuando comenzamos a contactar por Twitter. Podría decirse que es una amista intensa y distante a la vez, muy 2.0.

Finalmente, tenemos la costumbre de vernos solo en Las Vegas. Que puede sonar muy chic, pero es así. De año en año y en CES. Nos bastante para ponernos un poco al día de nuestra vida e impresiones. El resto va fluyendo a través de la Red.

Me pidió invitó a formar parte de su nuevo libro La Gran Manzana. El libro de Apple y me sentí halagada por ello. Mi aportación es modesta, pero creo que sentida y honesta. Valoro especialmente que desde el mundo de habla hispana se tomen iniciativas como esta, de profundización, divulgación y análisis, sin perder un ápice la parte de narrativa y entretenimiento.

Lo mejor, que el libro es gratis, os lo podéis leer y decir qué os parece. La última vez que hablamos iba por 4.000 descargas, pero me temo que ya se habrá doblado la cifra.