Llegada a Sevilla

Sevilla siempre te guarda sorpresas. Como un hombre con el pelo morado o un taxista freak.

taxista peculiar

En general, no hay más que bromas preguntando cómo es la vida “en el Imperio”, y la verdad, es que yo me siento igual, aunque siempre tiene su gracia encontrarte cartelitos en la estación de tren. Sigue leyendo