Digitalizar la realidad

Desde que tengo acceso a Android 2.1 estoy todavía más flipada con las posibilidades de Google. No tanto por su rendimiento como por las posibilidad real de digitalizar la realidad.

Google Goggles es una experimento, por ahora, que funciona muy bien. Permite hacer una búsqueda de un objeto, marca, edificio, logo, producto… En los resultados no sólo nos busca una imagen similar, sino que digitaliza la realidad y nos hace lo que saldría si hubiéramos tecleado qué es ese concepto que nos rodea.

Es lo más cercano que he visto, junto con cuestiones de realidad aumentada, a digitalizar el mundo analógico.

Lo más preocupante fue cuando después de conocer a Amit Shingal, uno de los máximos responsables del motor de búsqueda de Google, me confirmo que «Google podría reconocer caras pero nos comprometemos a no hacerlo». ¿Miedo?