Google I/O: Android y contenido

Google, a pesar del gran éxito de Android, basta con echar un vistazo a las cifras, tiene presentes algunos de los errores de su sistema operativo para móviles.

Un ejemplo eran las versiones. Esta tarde lo ha solucionado con el compromiso de actualización de ciertos terminales mientras el hardware lo permite.

Otro, la escasez de contenidos. Esto se solventan con Google Music, de momento en beta y solo en Estados Unidos, así como Movies. Adrián Segovia cree que el movimiento con la música es tener una mano a Spotify. Podría serlo si negocian, si Spotify acepta. De lo contrario, sería una estrangulación antes de desembarcar en América.

Mientras esperamos el sandwich helado, nos quedamos pensando en si la solución de domótica de Google tendrá éxito o qué aplicaciones saldrán para los aparatos de gimnasio compatibles con Android.

Google Shopping, al cuello de Ciao

Ciao.com es una web para contrastar antes de comprar. Pertenece a Microsoft. Hay que pagar para que los productos estén en dicho escaparate. Google acaba de lanzar en España Google Shopping. El funcionamiento es muy parecido. Se busca un producto y se espera a que aparezca el precio, descripción, dónde comprarlo y cómo. La diferencia es que la versión de Google, además de tener un mejor diseño, es gratis.

¿Morirá Ciao.com o, en cambio, lo harán gratis como su competidor?

Elena Ricart, una googleliana más

El cambio de Prisacom a EL PAÍS nos hermanó un poco más a un grupo de gente acostumbrados a trabajar cruzando equipos, por metas y no tanto “los periodistas con los periodistas” y “los de márketing con los de márketing”, “desarrollo con desarrollo”…

Elena Ricart, de risa contagiosa, compañera de “english classes” e inquieta por definición, cambia la quinta planta por Google Irlanda. ¡Iremos a visitarte!

YouTube Trends, un poco de orden

Google nació para intentar poner orden en la Red. Tal cual. Hacer que encuentres lo que buscas. Poco a poco han ido clasificando y tematizando los contenidos: vídeos, noticias, blogs, imágenes. Ibas a cada uno de los buscadores según lo que quisieras encontrar.

YouTube, su plataforma de vídeo parece cada día más ingobernable. Con YouTube Trends van a intentar destacar y analizar los últimos fenómenos. En una reciente visita a YouTube España, Aaron Ferstman explicó que la herramienta resultaría práctica tanto para periodistas como para entusiastas. No lo tengo tan claro. Veo que, como para en la propia plataforma, en lugar de mezclar gatitos con vídeos de series hechas para este formato, mezcla análisis interesantes de los contenidos del terremoto de Japón con bebés que se levantan a las cuatro de la mañana. Es decir, tenemos que seguir haciendo elecciones y, en consecuencia, empleando tiempo. Me parece interesante la página pero mantiene el problema.

La columna de la derecha con los Trending Vídeos es de lo más salvable.

Escribir en la nube: GoogleDocs

Apenas uso Word. Solo en el trabajo y de cuando en cuando. Desde que tengo GDocs lo prefiero así. De hecho, con los amigos de 1001medios, editamos en grupo y todos tocamos casi todo. El último cambio consiste en una mejora importante en el trabajo en grupo: se puede discutir en un margen del escrito hasta decidir qué cambios son los consensuados. Una vez que se hace el acuerdo, los cambios aparecen automáticamente. ¡Me gusta ahorrar tiempo!

Google Social Rank: Adiós al SEO falso

Google no ha conseguido conquistar el mundo de las redes sociales. Ni de lejos, pero sí tiene en mente algo que hace mejor que nadie: ordenar la información.

El PageRank servía para dar peso a las páginas según su valía y saber así el orden de aparición al buscar en Google. El SocialRank hará lo mismo con los mensajes en Twitter, Flickr, blogs, FourSquare de la gente con la que esté en contacto el usuario que busca.

¿Qué sentido tiene? Dar cercanía: nos fiamos de lo que dice la gente con la que tenemos un vínculo en la realidad. La gran ventaja es que poco a poco se pone punto final a las triquiñuelas para posicionar contenidos donde no tendrían que estar.

Chicas bloggers entre Google y Facebook

Tengo un montón de cosas que contaros de San Francisco. Irán llegando poco a poco. Primero tienen que salir los reportajes. He vuelto como si con 10 años visitara Disneylandia. De momento, vamos soltando pequeños apuntes.

La primera sorpresa ha sido Karelia Vázquez, una cubana que hizo el máster de EL PAíS y pasará un curso completo en Stanford. Su blog se llama, muy aguda, Vivo entre Google y Facebook. No es que se pase el tiempo ahí, no, no, no, es que físicamente, vive ahí.

Nos conocimos gracias a Ana Ormaechea, periodista también con beca allí, solo que durante seis meses. Tiene blog pero no he conseguir sacarme el carné de comentarista en el mismo.

Fue un placer cenar con ellas en Luna Park, en Mission (Dolores). Sitio recomendable.

¿Qué tiene de nuevo Chrome?

Google ha decidido copar los titulares de la semana. Primero los libros. Después el nuevo teléfono. Para terminar Chrome: navegador, sistema operativo y programas para ejecutarse dentro del mismo.

¿Qué se puede encontrar en la Chrome Store? De todo y mucho interesante. Desde juegos con unos gráficos muy cuidados a una excelente visualización del New York Times pasando por uno de mis editores de fotos favorito: picnik.

Análisis de HotPot: Google también quiere localización social

Por primera vez he sentido miedo de Google. Hotpot sabe mucho sin tener que preguntar nada.

Buscando un poco en los términos de uso se encuentra la explicación: Google usa el historial del usuario para saber en qué zonas ha estado. Así la primera vez que alguien entra en HotPot se siente espiado. ¿Cómo puede saber que alguien frecuenta un hotel o restaurante si no lo ha declarado antes? Google ofrece un enlace para gestionarlo, claro, pero después de haber tomado los datos. Es decir, es a posteriori.

Desde la portada de HotPot, en la parte inferior derecha de la portada, se incluye una llamada a los dueños de los negocios: “Date de alta gratis en nuestro listado para empezar a usar este servicio”. Al margen de la parte, cada vez menos, divertida y social del asunto, ahí estará el negocio de Google. En crear un vínculo entre los clientes y proveedores de servicios en el momento en que entren por la puerta del lugar.

FourSquare se encuentra con HotPot de Google

Mientras colecciono badges (chapitas) sigo jugueteando con FourSquare. Cada vez son más sus posibilidades. De hecho acaban de estrenar una tanda de insignias creadas por terceros en lugar del propio servicio.

Además de Facebook Places y Tuenti Sitios (fuerte competidor en España), Google acaba de lanzar HotPot, un sistema de búsqueda en Google Maps que incluye las recomendaciones de nuestros contactos sobre servicios cercano a nuestra búsqueda. Es decir, red social localizada, como el resto pero con los aditivos que solo Google sabe poner en cada movimiento.

Con lo que sí me he reído es con este gran vídeo hecho para promocionar Sony Ericsson.

Cuando mi nieta me enseñó el forescuar supe que estaba hecho para mí…

Imposible explicarlo mejor.

Google Preview, directos al grano

Instant dejó en evidencia muchas técnicas de posicionamiento de dudosa ética.
Preview va un paso más allá. Ya no hace falta hacer clic en un resultado para ver el destino del enlace. Basta con pasar una nueva lupa para que cargue una ventana emergente con el contenido esperado.

Este cambio tendrá consecuencias: más limpieza a la hora de crear un contenido, clics más selectos, se abrirán menos pestañas. Adiós a aquella cosa de obligar a alguien a cargar una página para saber cómo va un partido de fútbol, por ejemplo.

Google Music ¿en India?

En ocasiones, en Google suceden cosas que no parecen lógicas. La excusa para lanzar Google Music primero en India es que son cosas de ingenieros locos y salvajes, entusiastas pero, ¿por qué? Bueno, quizá, por lo mismo que Orkut, porque un gran número de ingenieros tienen sus raíces allí.

Sorprende que, por ahora, no hosdepe los contenidos y tampoco cobre por ellos.  ¿Será Gingerbread el siguiente lanzamiento de Google?

y Google, ¿cómo lo haría? Un futuro con sabor a Google

¿Merece la pena la obra de Jeff Jarvis? Merece la pena, aunque sólo por fantasear e imaginar cómo haría Google otras cosas. Además, Jeff Jarvis sabe enganchar y provocar con cierta sutileza. Ayer en EL PAíS salió una reseña del mismo.

¿Dónde ha ido a parar todo el dinero que movían estos anuncios? Seguramente a las arcas de Google y sus búsquedas patrocinadas. La cuestión es que, desde entonces, los anuncios clasificados han cambiado para siempre.

Como periodista, Jarvis tampoco se olvida del futuro de los medios, aunque a su manera: “Soy optimista: en 2020 tendremos más periodismo, más información y más apertura. No lo tendremos si mantenemos la idea de que las noticias pueden o deben pertenecer a una organización o si nos definimos a nosotros mismos por un único medio”.

Una de las claves del libro es el gusto, casi gozo, por airear y mostrar los errores. Por evidenciar que el camino aún está por asfaltar. Google, con filosofía beta, como se denomina en el mundo web a las versiones preliminares, ha creado un buen precedente. Si algo no funciona, no hace falta pedir disculpas; la etiqueta beta significa que se está en proceso de creación, pero también de mejora. Así es como el buscador creó su servicio de correo (GMail), los mapas, o las búsquedas en diferentes idiomas. Las correcciones y sugerencias de los usuarios sirven para mejorar el resultado final, y hasta se premia con invitaciones a servicio premium a los cazadores de errores. Las frecuentes caídas de Twitter en sus inicios o sus deficientes traducciones se justifican al ser hechas por un colectivo que no espera nada más que reconocimiento a cambio de su aportación.