Xataka, más que un blog

No cabía un alfíler y la cola en la calle Toledo era como las de cualquier sábado noche para entrar en la sala Shoko. Vamos, que no me lo esperaba. Igual soy la única que se sorprendió pero me alegra.

Xataka se ha convertido en el blog de referencia para los gadgets en España, mejor dicho, en el mundo de habla hispana. No solo por la cantidad y calidad de sus posts y reviews, sino, sobre todo, por su comunidad. En cuatro horas superaron las 700 peticiones para ir a la entrega de premios. Entraron la mitad y estuvo toda la industria. Creo que es la única fecha en que se ve a todos juntos (salvo a alguien de Apple, cosas de la manzana).

Agradezco que, como el año pasado, hayan contado con mi modesta opinión para formar parte del jurado.

Estos son los ganadores.

En el resto de categorías, aquí tienes a los ganadores:

¡Enhorabuena!
Me divertí mucho. Jonan es un excelente maestro de ceremonias y  Carolina y Juan grandes animadores del cotarro. Hasta me gustó la polémica por el Nokia Lumia 800. Muchos pensaban que no merecía competir por salir ese mismo día al mercado. Puede que tengan algo de razón pero también es cierto que creo que todos los miembros del jurado lo conocíamos ya.

Touchpad de HP

No llegará a España la tableta de HP. En Estados Unidos han subido las ventas, pero solo como artículo de colección. En febrero estuve en San Francisco para probar el aparato. Gracias a ello, aproveché para visitar Twitter y Facebook y conocer a Ana y Karelia. También para saber que dormía en la antigua fábrica de las conservas Del Monte (los de las piñas). Fue mi primera visita a California.

El fin casi sin nacer de este competidor es un paso más que confirma la supremacía de Apple en el mercado de las tabletas.

El móvil, al rescate de la impresora

HP ya pensó en la impresión desde el teléfono, sobre todo desde iPhone. Para ello crearon su propia nube. Canon ha buscado una solución más sencilla. Aplicación para iOS y Android. La conexión wifi hace el resto del milagro. Adiós a los cables. Enviar a imprimir desde el teléfono o la tableta y los recuerdos quedan en papel.

En los tiempos que corren, creo que esta, junto con la impresión de billetes de tren y avión, esta es la única opción que queda.

Obama en Silicon Valley

Al margen de la ausencia de los dirigentes de HP o Microsoft, la noticia de la visita de Obama a Silicon Valley es la aparición de Steve Jobs, sentado junto al presidente.

La imagen de Pete Souza dice muchísimo, no solo por la colocación de los comensales. Con Mark Zuckerberg a la derecha de Barack Obama, sino también por su tardía aparición y por la posición en que sale el directivo de Apple.

FOTO: PETE SOUZA

¿Cuántas conversaciones y negociaciones se han tenido que dar hasta conseguir la foto, hasta decidir si se da o no y cómo?

La Roja, la imagen de todos

Durante años, como siempre caíamos en cuartos, en los mundiales iba con Argentina, mi segunda patria por afectividad, amistad y apego familiar.

Este verano cambió todo. Hasta finales de agosto todos vivimos en una nube, sentimos un triunfo como nuestro. Pensé que el triunfo en el mundial nos beneficiaba a todos. Algo extraño en mí. Hace tiempo que tengo claro que mi cuota de patriotismo tiene más que ver con la honestidad a la hora de pagar impuestos que llenándome la boca con topicazos.

No me confundí en las sensaciones. La imagen de España en el exterior va cada vez más ligada a «La Roja» (lo prefiero a «la nacional»). En Estambul conocí a Sergio Brotons, un alicantino (no me resistí a cantar lo del Postiguet) que vive en Francia y trabaja en Suiza, excelente conversador, buen compañero de viaje y muy ‘techie’. De hecho, su labor está centrada en ‘social media’ en HP. Me explicó cómo cada vez que viaja le felicitan y, hasta da la sensación de que le miran con otros ojos.

La pasada semana en Toulouse lo comprobé yo misma. No sólo charlando con los compañeros de Portugal, sino cuando Michal me preguntó por el beso de Iker y Sara Carbonero. Los italianos se sabían hasta la alineación. Hasta Steve Ballmer se acordó en su desayuno en el Ritz. Vivir para ver…

El fútbol nos invita a ponernos el mundo por montera.