Ramón Lobo, blogger pata negra

Estamos al inicio de una gran revolución. De ella saldrá fortalecido el periodismo, el oficio de contador de historias, que ha dejado de ser patrimonio exclusivo de los periodistas. El blog es un entrenamiento diario en la necesidad de saber mirar las cosas de otra forma, de ver las palabras que nadie ve y dar a todo un contexto y un sentido en el que se puedan transmitir emociones y, sobre todo, información. La información sin gente, sin empatía, es mas aburrida que la guía telefónica.

Ramón Lobo, periodista de EL PAíS, reflexiona en su blog al conocer su reconomiento con el premio José Manuel Porquet.