Wired Store: para tocar, no para vender

Salí con cacharritos para pagar con el móvil que no funcionan en España, la boca abierta y ganas de tener algo parecido en España. La tienda Wired de Navidad, entre Broadway y la calle cuatro invita a pasar tiempo en los salones de la parte de arriba (con cervecillas y snacks de cortesía), jugar en el sótano o trastear en la planta principal.

Solo abre hasta un día después de Navidad, además, de miércoles a domingo. Aún así, si pasas por Nueva York merece la pena dedicar una horita a ver los últimos aparatos. Muchos de ellos también se venden pero ni siquiera vi donde estaba la caja ni a nadie salir de allí comprando. La marca de una revista también se refuerza así.

Entre la Navidad, Acción de Gracias y los momentos kitsch

Es curioso. Viví uno de esos días en los que si fueras de aquí y estuviera sola me sentiría triste. Ser de fuera tiene la ventaja de poder convertir un Acción de Gracias en una experiencia sociológica. Lore llamó para felicitarme. La gente lo hace, brinda y celebra contar contigo como amigo. La llamada sirvió de ronda teléfónica y nos recomendó llamar a una amiga que quizá lo necesitaba.

Después tocó el desfile-cabalgata de Macy’s. Se celebra desde el año 1924. Hasta quitan semáforos y farolas para que no se enganchen los globos. Por un momento pensé… ¿en España permitiríamos que una gran centro comercial formase parte de una celebración tradicional? Me acordé directamente de Cortylandia. ¡Ja!

Eso sí, en este apartamento se encuentran momentos kitsch para el recuerdo.

Sigue leyendo