Curiosidades en un híper

Es una costumbre, como otra cualquiera. Cuando voy por ahí me gusta curiosear en los hípermercados. Lo hice en Costa Rica con Cristian, y lo hago siempre que salgo de España.

En Brasil me llevé cachaça y havainas. Es lo de menos, lo divertido fue ver cómo es la compra habitual.

En ningún momento me dio sensación pobreza. En São Paulo la clase media abunda. El híper estaba al lado del hotel y era lo más parecido a nuestro Carrefour. Vendían, eso sí, muchos productos relacionados con la selección nacional de fútbol; camisetas, cuadernos, toallas…

Para desayunar no vi Cola cao, pero sí la versión más avanzada de Nesqik: el Nescau 2.0

En la zona de licores me quedé con la incógnita del licor de alcachofas. Sigue leyendo