Tetris, el éxtasis del orden

En la mesilla tengo una Nintendo 3DS, aunque tengo juegos de última generación, chulísimos, currados y emocionantes, soy adicta a dos puzzles que tienen sus añitos. Dr. Mario y, por encima de todo, Tetris. Pase el tiempo que pase, sigo jugándolo.

Cuando lo hago demasiado al cerrar los ojos, siguen cayendo fichitas en mi mente.

¿Por qué juego a esto? Por evasión. Cuando no consigo conciliar el sueño me ayuda a despejar la mente. Si comienzo un libro el enganche es mayor. Si comienzo una partida, me crea cierta fatiga mental.

Ectasy of Order es un documental que espera estar listo a finales de año. Trata sobre los grandes jugadores de Tetris.

Ecstasy of Order: The Tetris Masters Full Trailer from Adam Cornelius on Vimeo.

Palomares, nuclear forever, en cine

Gracias a Carlos Sardiña he descubiero este hilarante reportaje en el WSJ sobre Palomares, el «pueblo nuclear». Definitivamente, Spain is different.

«History is history — you can’t erase it,» says Jesús Caicedo, mayor of Cuevas del Almanzora, whose district includes Palomares. «So we may as well get something out of it.»

Mr. Caicedo is lobbying his fellow politicians to build a nuclear-accident theme park on the site where one of the bombs landed — «ground zero,» as he calls it. He says he has asked U.S. government officials to declassify films, photos and documents on the accident so he can show off the stuff in a museum. He would also like to obtain the fuselage of a B-52 bomber «G» model like the one that exploded overhead 43 years ago.

The Walt Disney Co.’s Miramax Films is working on a movie, tentatively called «Muchas Gracias, Bob Oppenheimer,» about an American serviceman who falls in love with a girl from Palomares in the aftermath of the accident. Villagers say they hope Miramax will film the movie on location, bringing much-needed jobs and business to the town.

«I don’t think that’s too much to ask,» Juan José Pérez, the mayor of Palomares, said over lunch recently. «We’ll welcome them with open arms, especially if they cast Penelope Cruz.» A Miramax spokesperson said location and casting had not yet been discussed.

Gran Torino: Jack el destripador tenía corazón

El lunes comí con Chiqui y Tomás Delclós. Además de hablar de magia potagia y periodismo, hablamos de cine. Como no, salió «Gran Torino» en la conversación. Con lo que me gusta meter baza quedé fuera de juego porque no la había visto.

Una semana antes me pasó lo mismo en el McDonald’s con Jordi Pastor y Corcu.
Hoy la vi.
Un reflejo de la América de barrio bajo, de su cultura de suburbios, sus esquemas sociales y la distancia entre familias. Topicazos con bandera yankee, coches Ford, hijos que no conocen a sus padres y unos vecinos orientales de libro. Clint recrea su personaje como nadie. Es el mismo que interpretó al comienzo de su carrera con un giro de ternura interior a medida que avanza la cinta. Buena banda sonora, buena imagen, una historia bien contada. ¿Qué más se puede pedir en tiempos de superhéroes reciclados?

¿Quién no querría un Gran Torino para quemar goma, un justiciero en el barrio y un hombrecito como Tao (atontao) para apañarnos el jardín?