Verano en Hinojosa de San Vicente, el pueblo más bonito del mundo

Verano en Madrid… De acuerdo, mola, pero faltan los amigos. Siempre queda alguien pero hace falta dar una vuelta para cambiar de aires y retomar fuerzas.

En poco más de una hora se llega a Hinojosa de San Vicente, mi pueblo.  Al margen de los vínculos familiares, cuanto más voy, más bondades descubro. Desde una piscina con vistas sorprendentes a un duro pero gratísimo paseo para subir desde el pueblo al Piélago. Cuatro horas de senderismo en la naturaleza.

¿Quién da más? Si os animáis, decidme. Regalo consejos y, quién sabe, quizá me anima a acompañaros.

Ah, en el Rincón Artesano podéis probar sus manjares.

Arde El Piélago

La sierra se quema. Mi infancia se desangra. Mi ilusión por una excursión cuando las hojas cambian de color se esfuma.

Hoy me siento más, mucho más que nunca de dónde yo soy.

Estoy contenta por el ejemplo de lucha y unión. Todos unidos. Jorgos unidos.

20120902-230346.jpg

20120902-230528.jpg

20120902-230654.jpg