Tiquicia, el Valle Central a tus pies

Si alguna vez vais a San José pedid que os lleven a Tiquicia, que es el apodo que los locales dan a su país, pero también el nombre de un asador típico con unas vistas increíbles sobre el Valle Central. Tiene pinta de ser el típico sitio al que van los locales pero no tanto los turistas y mucho menos me parece a mi que te transporten los taxis.

La entrada está algo escondida y nos perdimos un poquito para llegar. La carta, con el clásico «gallo pinto», destaca por el amplio surtido de cervezas locales y de importación, así como por unas exquisitas carnes y arroces. Tomamos el casado típico, patacón incluído (¡y mis queridos jalapeños!).

Cristian Cambronero se ganó el cielo no sólo por llevarme al parque de la Sabana y a Tiquicia, sino también a Escazú ¡de compras! Toda la tarde. Anduvimos escogiendo chocolates, plátanos fritos con sal y probándome modelitos en tiendas surferas. ¡Eres un santo! Cuando vengas a Madrid prometo corresponder.

Una peculiar ropa de trabajo

Primero vi una tienda de «Ropa Americana».

Después un operario por la calle con sus herramientas ataviado con ropa vaquera.

Me fijé un poco más y… resulta que la ropa vaquera es la ropa de trabajo en Costa Rica, al menos en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz.

¿No os parece curioso? Me parece que cuando vaya a Venezuela fliparé más aún con los funcionarios y sus camisas rojas. Los de Costa Rica me parecían muy apropiados para hacer videoclips a lo Village People.

Museo del oro en San José

El último día que pasé en San José lo dediqué a patear la ciudad. Un rato con Mantilla, después de la loca noche de despedida, hasta que se fue y seguí sola.

museodeloro360

El Museo del Oro está muy bien planteado. No sólo porque explica cómo se conseguía el metal, cómo se vivía en la época precolombina, sino porque lo hace atractivo, cercano, permite tocar y, a diferencia de lo habitual en muchos sitios de América Latina, no hay lugar para el rencor, ni para lamentar que ya no está el oro. Sigue leyendo

Poetas nocturnos: creatividad post-karaoke

grupodepoetas

De Castro’s a Chucitos. Ingenio a flor de piel.

Jesús nos brinda una recopilación de la letra:

EN LAS NOCHES IMPREVISTAS

ESPERANZA, TRINCHERA

PARA ENCARAR TODO FUTURO

OJOS LLENOS DE COMPLICIDAD

QUE SE ENCUENTRAN

EN LA OSCURIDAD

UNA MADRUGADA ENTUSIASTA

DONDE SE UNEN

¡¡¡MUCHO GUSTO CENTROAMÉRICA!!!

CADA FLOR MIRA ALTO

EL AMOR ES UNA BOLSA DE RECUERDOS

UNO, YO, MÚLTIPLE; DIVISIBLE

De paso, puso el broche final al curso. ¡A declamar!

Noche de poetas from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

«Don Carlos» no salía de su asombro. Sigue leyendo

Kiosco San José

Estaba muy cerquita del hotel, pero me había pasado desapercibido. Silvia y Cristian me lo recomendaron. Aunque no tuvieran los pendientes hechos con letras de teclado, salí sorprendida del Kiosco San José, un espacio diferente, con arte de vanguaria, diseño, ropa, objetos cotidianos y mucha creatividad. Y si te quieres tomar algo y charlar, también puedes.

Jazz Café, un gran sitio

Anoche, después de cenar en Olio unas tapas ricas (supuestamente españolas), y de discutir hasta terminar con la voz resentida, nos fuimos a Jazz Café, un gran sitio de San José donde nos esperaba el resto del grupo.

Tocaba un grupo heavy, un clásico del país: Parque en el espacio.

Parque en el espacio from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Si algo me está sorprendiendo de este viaje es lo mucho que se valora la cultura y las expresiones artísticas por Costa Rica.