YouTube, mejoras y errores

El próximo lunes se estrena Private en YouTube, después en los canales de Sony.

Antes estuvo Dr. Horrible, que arrasó durante la huelga de guionistas. En España triunfan Malviviendo y Niña Repelente.

YouTube se convierte en plataforma comercial de contenidos profesionales.

¿Qué me gusta de YouTube?

– Es muy sencillo de usar, tanto para subir un vídeo (incluso desde un móvil) como para incrustarlo en una web

– Cada vez ofrece más posibilidades

– Se integra con facilidad dentro del universo Google

– Ya permite subtitular y editar levemente el contenido

– Si se usan bien las etiquetas, posiciona muy bien

– Se ha mejorado mucho la calidad de imagen

¿Qué mejoraría?

– La gestión de contenidos ofensivos. La sensación de selva, de lugar sin ley

– El feedback con el usuario y la comunicación entre creadores

– Faltan posibilidades de promoción

– Cada vez da más sensación de que se da prioridad al contenido profesional y menos al hecho por aficionados

Sigo prefiriendo a Vimeo, es más pequeña, de acuerdo. Es de pago, vale. Pero da gran calidad, fomenta la creatividad y ha creado una verdadera comunidad.

House of Saddam

Tienes el privilegio de que te cuelen en Business y resulta que no va la pantallita. Lo mejor es que conocí a Bárbara, techie de la Biblioteca Nacional, con muchas ideas que compartir. En once hora de vuelo da para mucho.

Como para ver, por ejemplo, las cuatro horas que dura «House of Saddam», la serie de BBC y HBO, que cuenta la historia de Saddam Husseín y el Irak que creó. Desde su ascenso hasta que le cuelgan.

Los dos últimos capítulos destacan sobre los principales. Dos personajes sobresalen: Husseín, su yerno, y su hijo mayor, Uday, incompetente extremo.

Gracias, Chiqui, por la recomendación, así no se hace tan largo llegar a Costa Rica. ¿Qué sería de mi sin mi netbook?