Kinect llega al PC

No había explotado mucho Kinect en la XBOX, hasta que probé el juego de Star Wars en la GamesCom este verano. Confieso que flipé bastante al ver a Martin Hingis jugando sin raqueta. Kinect dice adiós al mando, a las pilas, y convierte nuestro cuerpo en el objeto de interacción con la consola.

Microsoft ha decidido que después del uso lúdico de este aparato llega el momento de ponerse serios. Quieren que el sensor Kinect se convierta en algo tan normal como lo son teclado y ratón en cada PC. Ahora solo falta que los desarrolladores lo exploten y consigan sacar todo el juego que permite su interfaz.