En Twitter

No estaba previsto, pero surgió. Estaba en la presentación del TouchPad, en una especie de base militar al lado de los muelles. Lena me mandó un mensaje que era un regalo. Me invitaba a tomar un café en su oficina. Algo que puede sonar normal si no fuese porque… ¡era en Twitter! Fui andando, pensando, disfrutando.

No estaba Laura pero sí su compañero italiano, y Biz Stone y muchísima gente atendiendo a una conferencia en la zona de cantina-convivencia. Muchos ordenadores con manzanas, guiños al símbolo y vistas al downtown. También había sillas sin estrenar y la sensación de que el espacio, a pesar de ser ya varios pisos, era escaso para un servicio floreciente.

¿Cómo era Internet antes de Twitter?

Hotel Rouge en Washington DC

Rojo, rojo y más rojo. Vamos que estábamos en nuestra salsa, pero a mi hermana y a mi nos daba un poco de risa por el aire lumpen que se notaba en la atmósfera. Sin embargo, todo estaba bien, limpito, con su moqueta. A medio camino entre el downtown y Adams Morgan (mi barrio favorito en Wash DC y que descubrí gracias a la visita a Victoria hace unos años), en la zona de las embajadas.

El Rouge Hotel es también un lugar para cenar o tomar copas.

Ofrece wifi gratis, siempre que te registres en su web. Desde entonces, me envían periódicamente ofertas de la cadena Kimpton. Si lo quieres más rapidito, pasas por caja, pero navegar y ver el correo va de sobra.

No probé el desayuno, tampoco la pizza de cortesía y el vino que dan poco antes del mediodía.

El precio, si no recuerdo mal, fue inferior a 80 dólares la noche. Las dos habitaciones dobles eran amplias, como suelen ser en Estados Unidos.

Surviving Amina: echa un cable contra la leucemia

Bárbara Celis, además de contarnos en EL PAÍS deliciosas historias de NY y, de cuando en cuando, del resto de USA, nos regala sus «Crónicas Bárbaras».

Por si fuera poco lleva algunos años con Surviving Amina, un documental sobre la vida -corta- de una niña con Leucemia. No sólo se cuenta su historia, sino sobre todo la de quiénes la quisieron, cuidaron y rodearon.

Mientras USA comienza a hacer realidad el sueño de una sanidad universal no estaría mal que donásemos unos eurillos para terminar el film.

Limpio, lo que se dice limpio…

En Washington DC me llamó la atención este anuncio en el que se promociona el carbón como fuente de energía. En principio creí que era cosa de algún lobby.

carbon

Daban estos argumentos a favor del uso del carbón: «Abundante, asequible, nuestro. Tres razones por las que el 72% de los líderes de opinión apoyan el uso del carbón».

A mi siempre me pareció de lo más gris, contaminante, dañino… Este «Vida y artes» cambia un poco mi percepción.

Connecticut, más América, por un rato

Tenía pendiente contaros cómo fue mi breve paso por Connecticut, pues es un viaje de junio. Lo pasé bien. Fue muy corto, pero tomé notas de muchas diferencias. Por ejemplo, en «provincias» se comprá diferente. Fuimos a Staples para comprar material escolar y un modem wifi que después instalé. Comprobé que las distancias entre lugares son grandes, pero les parecen normal, que un coche es estrictamente necesario y que los carritos de la compra son más altos que en España. Necesitamos muchos hermanos Gasol para subir nuestra media. En WalMart vendían una camiseta peculir, inconcebible en otro tiempo: bandera envejecida de USA y un escrito debajo «Faded Glory».

Al ir conocí un atasco de salida un viernes. Me enteré de que hay un pueblo habitado por japoneses. Se llama Mamaroneck. Los orientales vienen a NY por motivos profesionales durante unos siete años, se establecen junto con sus familias en esta localidad. Esto se sabe porque tienen escuelas de «refuerzo» para los críos. Los hijos de japonés en este lugar, al salir de clase «normal», es decir, sistema USA, reciben más clases en japonés para poder seguir su educación sin resentirse al volver a Japón.

Conocí Weston, un lugar cuidado, con encanto, casas chulísimas, mucha naturalez y tranquilidad. Me sorprendió la sensación de que había cementerios por todas partes. Entendí porque es necesario el «autobús» del cole, las distancias son muy grandes y los críos parecen más libres que en la ciudad. Volví en tren con muchísima gente que volvía lista para el Gay Pride.

Antes Sam y Lore me invitaron a una deliciosa cena en el Cobbs Mill Inn. Con una cascada increíble, carta deliciosa y todo lo que un viejo molino convertido en restaurante puede ofrecer. Altamente recomendable si os dejais caer por ahí.

Mills en Westport from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.

Grandes éxitos de Massiel, un compromiso

Bajaba hace un rato a comprarme una ensalada en uno de mis sitios favoritos de mi barrio adoptivo en NYC, The Bread Factory cuando me encontré con uno de los señores de mantenimiento del edificio.

Ya sabeis de mi facilidad para hablar con animales, paredes, tipos extraños y cualquier persona. A veces, hasta hablo con máquinas, sobre todo si desarrollo algún vínculo afectivo con las mismas. Caso de mi iPhone. Lo mismo sucede con Manzanito, nótese que hasta he bautizado al MacBook…

La cuestión es que en el edificio en que suelo quedarme en Nueva York hay porteros y servicios 24 horas. Uno de ellos es un encanto de piel azabache, de esos que sino fuera por el blanco de sus ojos y lo impecable de su sonrisa no distinguirías en la oscuridad. Suele saludar con un gesto muy personal que Moeh imita con cercanía al original. Otro de ellos es filipino; entiende el español porque lo estudió en el colegio. Cada vez que me habla lamenta no haberse empleado más en la escuela. Le gusta hablar conmigo de deportes, especialmente de fútbol español, de Rafa Nadal. Opina, además, que Ricky Rubio, a pesar de no salir en el draft en la posición que soñaba, tendría que haber comprado su libertad y venirse a la NBA.

Al pasar la puerta estaba esta noche con su traje uno de los curris cuyo nombre desconocía hasta hoy. Sabía que era chileno y conocía su función pero desconocía el nombre. Sigue leyendo

All Politics = política + cultura + inglés

Mañana salgo para USA. Estaré en NYC, Philadelphia y Washington DC. Bueno, ya os iré contando por aquí cosillas del viaje poco a poco.

Me interesa mejorar mi inglés desde siempre. Me gustan los idiomas y no me corto a la hora de chapurrear cualquier cosa. Con tal de hablar…

Alana Moceri, a la que conocereis de Democrats Abroad, propone All Politics. Se trata de aprender inglés mientras aprender de política y cultura de USA. Ideal para los fans del Ala Oeste.

La atención de un portero

No me refiero al de la Selección USA, ni a Donovan que es también de los buenos en el soccer, sino al portero del edificio que habito. Son varios, pero uno de ellos es filipino. Habla en inglés, comprende español y se lamenta por no haber estudiado más nuestro idioma en la escuela de su país.

Hoy, al volver a casa, me dijo que acababa de ver a Ricky Rubio en Central Park South. No entiende que, aún siendo quinto en lugar de tercero cómo vaticinaban, no tenga claro si quedarse o no en USA. Me lo dejó claro: «Es un privilegio tener ese puesto en el draft. Muchos ni lo soñarían. Aunque ahora no gane dinero, es una oportunidad».

Tiene razón, en la tierra de las oportunidades, el tren pasa, por supuesto, pero una vez. Quizá dos…

Las nuevas normas de la diplomacia española

Somos noticia internacionalmente no sólo por salida de Kosovo y el malestar en USA, sino por el gran fallo de comunicación de la ministra Chacón.

Estoy de acuerdo con Carlos de Vega y su post en «Se Alquila Casa Blanca»:

1.Lo primero que hay que hacer cuando un país hace modificaciones en una campaña militar en la que participa con otros países es comunicar los cambios a la tropa. El gobierno español ha dejado claro que los militares españoles deben ser los primeros en saber que nos vamos de Kósovo porque ellos son los que, al fin y al cabo, están dejándose la piel sobre el terreno. Así que ya está claro. Por esa regla de cortesía obligada, a partir de ahora, será la tropa la primera en enterarse de que nos vamos a la guerra. Antes de que lo sepa la OTAN, EEUU, el Consejo de Ministros o la Unión Europea. Lo primero es lo primero.

2. Para mantener las buenas relaciones con los aliados no está mal hacer alguna llamadita de vez en cuando. Hillary Clinton es muy enrrollada así que siempre se pondrá al teléfono. Somos tan buenos amigos de los americanos que ¿a quién le puede extrañar que en medio de la charla Moratinos le tenga que preguntar si nos consideran un país serio? Preguntas normales e inocentes, de esas que se hacen todos los días entre amigos. Se admiten teorías sobre el gesto que ha debido hacer Clinton cuando ha colgado el teléfono.

Los 10 Twitters más influyentes de Washington

Gracias a Diego Beas descubro los 10 Twitter más influyentes de Washington (¡está Al Gore!):

1. Karl Rovewww.twitter.com/karlrove  (el gurú político de Bush)
2. Sen. Claire McCaskillwww.twitter.com/clairemcc (senadora demócrata por el estado de Misuri)
3. David Gregorywww.twitter.com/davidgregory (analista político conductor de Meet the Press)
4. Barack Obamawww.twitter.com/barackobama  
5. Newt Gingrichwww.twitter.com/newtgingrich (ex congresista y lider republicano)
6. Ana Marie Coxwww.twitter.com/anamariecox (bloguera)
7. Sen. Chuck Grassleywww.twitter.com/chuckgrassley (senador republicano por el estado de Iowa)
8. Joe Trippi: www.twitter.com/joetrippi (estratega de campaña)
9. Patrick Ruffiniwww.twitter.com/patrickruffini (asesor republicano en temas de Internet)
10. Al Gore: www.twitter.com/algore (ex vicepresidente)
Vía | Politico