Un verano lleno de Tentaciones

Terminó el Mundial pero sigue el trabajo. Me gusta trabajar en verano. Madrid es genial. Se puede hacer todo pero no hay colas, ni esperas, pero sí amigos de paso a los que distraer si se saca un poquito de tiempo.

Cuando estaba en el cole, los viernes compraba EL PAÍS yo (y no mis padres) para leer el Tentaciones. Me encantaba. A medida que he conocido a gente que lo hacía he terminado de comprender el motivo.

Este verano estrenamos Tentaciones 2.0 (o reloaded, que ya no sé ni cómo se dice). ¡Fuera etiquetas! Lo que importa es que vuelve el mejor espíritu y las mejores propuestas pero en Internet. ¿Te vas a perder las Tentaciones de verano?

No a ETA

Ya está bien. Ya no más veranos con sangre, con miedo, con turistas que nos toman por gente agresiva, que confunden España con un lugar peligroso.

Ya está bien de sobresaltos, de inquietud, de sangre y de lágrimas. Un trozo de tierra no vale esto. Una cultura tampoco. Si quieren defender a Euskadi esta no es la manera. Los vascos de bien son los primeros en saberlo. Su tierra no es un lugar que se dedique a sembrar muertos y pánico en sus vecinos.

No entiendo que todavía en el siglo XXI haya algo tan anacrónico como una casa cuartel, en la que atentaron ayer en Burgos. Pienso en los niños que viven en ella e imagino cómo deben sentirse.

Los halcones de ETA se envalentonan  frente a sus palomas. ETA agrede por miedo a contemplarse en el espejo.¡Basta ya!