Sonic, ese viejo amigo

Primero lo jugué en la Mega Drive que echaron a Nono por su comunión. Yo no hice la comunión, y tampoco tenía Mega Drive. La mía era una Máster System, pero la I, la que permitía elegir entre cartucho o tarjeta, entre pads o pistolas. Así conocí a Sonic, que ya tiene 20 años.

Fue el primer juego que me dio verdadera sensación de velocidad. Después llegó Tails, un nuevo aliado contra el Doctor Robotnik.

Ha pasado de juego franquicia, a segundón. ¿Quién me iba a decir a mí que se podría jugar al erizo azul en una consola de Nintendo o Sony?

Viana, protagonista en una superproducción

Si tuviera que elegir, preferiría un videojuego. Creo que es mejor promoción para una ciudad. Por varios motivos: forma parte de la trama, el público es más joven y activo, se ve inmerso en ello, es más activo y los medios -al menos es mi sensación- son algo más permeables a estas novedades.

La tercera entrega de Assassin’s Creed: La Hermandad, no de los juegos más exitosos de la última década se desarrolla en Roma y Viana, la ciudad navarra. Los Borgia, también procedentes de España juegan un papel relevante.